27 de febrero de 2020
 
Actualizado 07/08/2018 7:51:48 CET

RDC instala frigoríficos para mantener la cadena de frío de las nuevas vacunas contra el ébola

Trabajos de vacunación contra el ébola en República Democrática del Congo
REUTERS / KENNY-KATOMBE BUTUNKA - Archivo

GOMA (REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO), 7 Ago. (Reuters/EP) -

Los trabajadores sanitarios en República Democrática del Congo han instalado este lunes frigoríficos para mantener una vacuna contra el ébola necesaria para hacer frente a un brote que se sospecha que ha afectado a 43 personas, según ha informado el Ministerio de Salud del país.

Al dar a conocer las últimas cifras sobre la epidemia, que se declaró pocos días después de que se declarara un brote en el noroeste del país, el Ministerio ha asegurado que de los 43 sospechosos, 16 ya se han confirmado. Además ha añadido que hasta el lunes se han confirmado tres nuevos casos y cuatro muertes.

El Ministerio no ha detallado el número total de víctimas mortales, pero informes anteriores han cifrado el número en más de 30 personas.

"La cadena de frío para las vacunas llegó a Beni el 6 de agosto", ha señalado en un comunicado. "Doce equipos de vacunación se
desplegarán en las diferentes zonas afectadas", ha aseverado.

La vacuna experimental, fabricada por la farmacéutica Merck, resultó exitosa en su primer uso a gran escala contra el brote que afectó al noroeste del país.

En la capital, Kinshasha, todavía quedan más de 3.000 dosis, lo que permite a las autoridades desplegarlas rápidamente en las zonas afectadas cerca de la frontera con Uganda.

La vacuna normalmente debe mantenerse a 80 grados centígrados por debajo del punto de congelación, aunque se puede almacenar durante dos semanas justo por encima del punto de congelación.