27 de febrero de 2020
 
Actualizado 03/03/2008 19:49:34 CET

R.Unido.- La investigación sobre el orfanato de Jersey puede alargarse un mes tras encontrarse más pruebas

Unos grilletes y un baño profundo podrían corroborar algunas de las denuncias de malos tratos

LONDRES, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La investigación sobre el orfanato de la isla de Jersey, en el que hace diez días se encontraron restos de un niño y tras lo cual se repitieron las denuncias sobre presuntos abusos cometidos en el centro, podría alargarse un mes más después de que los detectives hayan encontrado más pruebas.

Según los oficiales, se han hallado más huesos enterrados en el terreno que rodea al edificio del antiguo orfanato Haut de la Garenne, pero todavía tienen que examinarse, ya que no se sabe si son humanos, informa la BBC.

El trabajo de excavación en los terrenos del orfanato, cerrado hace 20 años, no se han detenido desde que el pasado 23 de febrero fuera encontrado un cráneo de niño bajo el suelo en el hueco de una escalera. Tras el hallazgo, se han registrado unas 160 denuncias de personas que aseguran que fueron maltratadas durante su estancia en el centro en los sesenta, los setenta y los ochenta.

Los detectives también han encontrado en las excavaciones unos grilletes y un baño profundo. Los grilletes fueron encontrados en el suelo pero es posible que alguna vez hubieran estado colgados de la pared. Estos dos hallazgos, según el subjefe de la Policía de Jersey, Lenny Harper, pueden "corroborar algunas de las denuncias" por presunto maltrato en el orfanato.

Harper explicó además que "los arqueólogos han recogido algunos restos" biológicos, pero remarcó que "es demasiado pronto qué importancia tendrán". "Los estudiaremos y los enviaremos para un examen más exhaustivo. No especularé ahora lo que pueden ser. Tenemos que esperar", añadió.

Con respecto a los huesos encontrados, indicó que la mayoría han sido identificados como restos de animales, pero que hay uno o dos que deben analizarse con más detenimiento, aunque "nada de lo que ha detectado el antropólogo ha sido identificado como humano".

El personal dedicado a esta investigación se ha visto fortalecido con 12 nuevos detectives llegados de Inglaterra, así como asistencia técnica. La búsqueda se ha extendido al sótano del edificio y a los terrenos que lo rodean.

Harper señaló que es posible que el cráneo encontrado el 23 de febrero sea anterior al periodo que están investigando tras las denuncias de presuntos abusos y que el niño no tuvo por qué haber muerto en extrañas circunstancias.