Actualizado 08/02/2007 13:25 CET

Turkmenistán.- AI pide a Turkmenistán que celebre elecciones que conduzcan al país hacia la democratización

ALMATY (KAZAJISTÁN), 8 Feb. (EP/AP) -

La organización de Derechos Humanos Amnistía Internacional (AI) instó hoy a las autoridades turcomanas a acabar con las detenciones arbitrarias, torturas y juicios sumarísimos que se producen en el país a través de la celebración de elecciones democráticas que determinen a un sucesor para este país asiático.

"Un nuevo presidente y Gobierno deberían iniciar la incorporación de Turkmenistán a las obligaciones que rigen la legalidad internacional sobre Derechos Humanos", declaró el director de AI para Europa y Asia Central, Nicola Duckworth.

Esta organización pidió la liberación de prisioneros por objeción de conciencia; un nuevo juicio para las decenas de condenados por el intento de magnicidio en 2002 contra el entonces presidente, Saparmurat Niyazov; acabar con las restricciones de movilidad que continúan sufriendo los disidentes del régimen de Niyazov, así como la investigación sobre los casos de tortura y demás tratos denigrantes que se producen durante las detenciones.

Después del fallecimiento el pasado 21 de diciembre de Niyazov, el autócrata líder que dirigió el país desde la caída del régimen soviético a principios de los 90, la comunidad internacional sigue desde cerca si este país asiático continuará la línea de Niyazov o llevará a cabo reformas políticas que democraticen su estructura política. "Pedimos al Gobierno de Turkmenistán que adopte los procedimientos recogidos en la ONU sobre Derechos Humanos", añadió Duckworth. Durante el mandato de 21 años de duración de Niyazov, el país, de seis millones de habitantes, estuvo aislado del discurrir internacional y persiguió duramente a la oposición y a los medios independientes.