UE.- Las aerolíneas europeas, "profundamente frustradas" por el debate político del comercio de emisiones

Actualizado 08/10/2008 21:03:38 CET

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Europea de Aerolíneas (AEA) aseguró hoy que las compañías aéreas europeas están "profundamente frustradas" debido al desarrollo del debate político generado por la directiva de comercio de emisiones.

AEA mostró su enfado por el voto realizado ayer en el Comité Medioambiental del Parlamento Europeo (PE) para enmendar la propuesta revisada de la directiva comunitaria de comercio de emisiones, que debería aplicarse en todas las industrias europeas de cara a el año 2013.

De hecho, el secretario general de la asociación, Schulte-Strathaus, aseguró tener la impresión de que en ciertas esferas "se ha perdido la noción de la realidad".

"Los mayores gobiernos europeos están preparando un sistema de garantías estatales de miles de millones de euros debido a que el mundo está viviendo la mayor crisis financiera de la historia y está entrado en una gran depresión", recordó Strathaus, quien se preguntó como afectará esto a la industria aérea.

"¿Como afectará esto a la aviación?, significativamente, por supuesto, y todavía estos políticos mantienen su fijación en que las aerolíneas crecerán y crecerán en el futuro, y en que, por lo tanto, los niveles de subasta de derechos deben permanecer por encima incluso de los de las otras industrias", lamentó el responsable de la AEA.

Strathaus se quejó de que no se ha evaluado el impacto de la crisis en las aerolíneas y protestó la decisión de Comité porque "ha puesto en cuestión el consenso político alcanzado entre el Consejo y el Pleno del Parlamento Europeo de hace tres meses".

Es más, el responsable recordó que el sector aéreo ha recurrido en repetidas ocaciones al panel sobre cambio climático de Naciones Unidas, para fundamentar sus alegaciones de que sólo contabiliza el 2% de las emisiones globales de CO2, de las cuales, un 80% provienen de vuelos de larga distancia.

"Se trata de distancias para las que no existe alternativa de transporte", recalcó Strathaust, quien recordó que las compañía aéreas han desarrollado una estrategia basada en cuatro pilares para reducir sus emisiones, lo que incluye "el desarrollo tecnológico de combustibles de segunda generación, fabricación de motores con mayor eficiencia energética, mejoras operativas, de infraestructuras y de instrumentos económicos", destacó.

"Si los defensores del medio ambiente fueran sinceros, insistirían en la aplicación del acuerdo de 'Cielo Único Europeo', lo que la Comisión de Medioambiente no hizo", reclamó el secretario general de la AEA, quien recordó que la aplicación de este acuerdo, muy beneficioso para el medio ambiente, solo requiere "voluntad política de actuar".