24 de febrero de 2020
 

UE.-Ferrero-Waldner espera en abril "progresos significativos" en la firma del Acuerdo de Asociación UE-América Central

Actualizado 17/01/2008 20:01:53 CET

BRUSELAS, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, manifestó hoy que espera "que tras las dos rondas de negociaciones" que tendrán lugar a finales de febrero y a mediados de abril entre la Unión Europea y América Central --anteriores a la Cumbre de Lima--, las partes estén en condiciones de "anunciar progresos significativos" que permitan la firma de un Acuerdo de Asociación bilateral.

Valoró de forma "positiva" las negociaciones en curso para la firma de dicho acuerdo que, una vez concluido, "acercará los dos bloques aún más", aseguró en un comunicado la comisaria. "La Comisión Europea defiende el proceso de integración regional centroamericano" como "dinámica que debe pertenecer a los países y a sus ciudadanos", agregó.

Ferrero-Waldner defendió el proceso de "integración regional centroamericano" que hoy abordó con el ministro de Asuntos Exteriores de Costa Rica, Bruno Stagno, así como el estado de las negociaciones en curso para un Acuerdo de Asociación entre la UE y América Central.

Aseguró que ambas partes hacen una evaluación "positiva" hasta ahora de las negociaciones, al tiempo que subrayó "el excelente trabajo que ha realizado Costa Rica como portavoz en las negociaciones".

La comisaria esperó que el Ejecutivo de San José "mantenga el impulso con el que ha empezado estas negociaciones, en particular en relación a la implantación efectiva de la Unión Aduanera" tras admitir que "Costa Rica y la UE comparten muchos valores", especialmente en lo referente a Derechos Humanos, desarrollo social y medio ambiente. "Estamos seguros que Costa Rica será un motor de la integración regional en América Central y dará ejemplo en materia de cohesión social", aseguró.

Por último, la comisaria aprovechó su reunión con Stagno para felicitarle por la elección de Costa Rica como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, una elección que Ferrero-Waldner consideró "muy positiva para la promoción del multilateralismo, los Derechos Humanos, el desarme y el desarrollo sostenible".