Publicado 28/10/2022 16:32

Von der Leyen pide "flexibilidad" a Serbia y Kosovo para una "solución pronto" a la crisis de las matrículas

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen - Europa Press/Contacto/Tomislav Georgiev

BRUSELAS, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha pedido este viernes desde Serbia que las autoridades serbias y las kosovares sean "constructivas" y "flexibles" para lograr un acuerdo para resolver la crisis de la matrículas, a tan solo unos días de que expire la prórroga a la aplicación de la norma para que Kosovo expida sus propias matrículas a ciudadanos serbios en el norte del territorio.

Desde Belgrado, la líder del Ejecutivo europeo ha asegurado ante el presidente serbio, Aleksander Vucic, que ve "posible" lograr un compromiso para resolver este asunto con Pristina. "Expreso mi deseo profundo de que haya avances en el dialogo entre Serbia y Kosovo. Sé que se necesita a las dos partes, pero sabemos por experiencia que solo a través del dialogo podemos resolver conflictos y avanzar de una forma aceptable para todos", ha indicado Von der Leyen.

En un momento de incertidumbre por la falta de acuerdo sobre la norma que el próximo 31 de octubre impondrá matrículas y documentos kosovares, lo que amenaza con reavivar las tensiones en el norte de Kosovo, de mayoría serbia, la conservadora alemana ha afirmado estar "profundamente convencida" de que es posible alcanzar una solución a la controversia.

"Las conversaciones están en marcha y esperamos tener una solución concreta pronto", ha reiterado, pidiendo a Belgrado y Pristina que aborden las conversaciones con espíritu "constructivo" y "flexibilidad".

Por su lado, el presidente serbio ha limitado al responsabilidad de Belgrado en esta crisis, acusando a las autoridades kosovares de haber actuar de forma unilateral. "Vamos a hacer lo que podamos para preservar la paz y estabilidad", ha asegurado Vucic ante las llamadas de la presidenta comunitaria.

La norma kosovar por la que los serbios que viven en Kosovo tendrán que empezar a usar en sus coches las matrículas oficiales del territorio es germen de la tensión este verano en el norte de Kosovo con bloqueos de carreteras y enfrentamientos violentos. El plazo para aplicar la ley vence en noviembre después de varias prórrogas acordadas 'in extremis' entre las partes con la mediación de la UE y Estados Unidos.