Canarias mejora sus servicios sociales y se sitúa como sexta comunidad autónoma en el Índice DEC

Archivo - Dependencia y ayuda a domicilio
Archivo - Dependencia y ayuda a domicilio - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado: jueves, 4 julio 2024 15:56

Asociación de Directores y Gerentes reconoce el "avance significativo" aunque alerta de "ineficiencias y solapamientos"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Canarias ha mejorado sustancialmente sus servicios sociales al pasar de una posición "irrelevante" en 2012 a ocupar la sexta posición en 2023, con una nota media de 5,33 puntos, según recoge el Índice DEC elaborado por la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales hecho público este jueves.

El informe reconoce el "avance significativo" de la integración de las instituciones en el sistema de dependencia y la aprobación del Catálogo de Servicios Sociales si bien Canarias aún adolece de una planificación estratégica para completar los elementos esenciales de esta ordenación del sistema en Canarias ni cuenta con la historia social única.

Desde el punto de vista económico el informe recoge que Canarias se acerca a la excelencia, con indicadores por encima de la media estatal.

De hecho, las administraciones públicas de Canarias --Comunidad, Cabildos y Ayuntamientos-- incrementaron su presupuesto en Servicios Sociales un 11,7% en 2022 respecto al año anterior y el gasto por habitante se situó en 573,7 euros frente a los 512 euros de media estatal.

Además, el porcentaje del presupuesto total de las administraciones públicas de Canarias que se destina a servicios sociales se ha incrementado 8 décimas en 2022 respecto al año anterior, y se sitúa en el 12,53%, siendo la media estatal de 10,24%.

No obstante, el gasto en servicios sociales de las administraciones públicas de Canarias sobre el PIB viene cayendo desde el 2,71% en 2020, 2,61% en 2021 y 2,55% en 2022, si bien sigue por encima de la media estatal, que fue de 1,81% en 2022.

Los porcentajes de financiación del Sistema Público de Servicios Sociales en Canarias por parte de la Comunidad y de las Entidades Locales, difieren de la media estatal, con un mayor peso de lo local en Canarias (51,8% frente a 27,3% de media estatal), algo que se debe, sin duda, al protagonismo de los cabildos.

El archipiélago se encuentra por encima de la media estatal en centros de día, servicios para personas con discapacidad, acogimientos familiares a menores y plazas residenciales para personas sin hogar.

Sin embargo, presenta carencias en profesionales en las estructuras básicas de servicios sociales, con un trabajador por cada 5.645 habitantes en Canarias, tres veces más que la media estatal que es de un trabajador por cada 1.764 habitantes, y atención a la dependencia, con una puntuación de 33 puntos en la Escala del Observatorio frente a los 51 de media estatal --aunque viene mejorando desde los 16 puntos en 2021--.

Asimismo, en plazas residenciales para mayores la cobertura es del 2,5%, frente a la media estatal del 3,9% y en teleasistencia, una cobertura de 2,5% frente al 14,1% de media estatal.

Con todo, desde la asociación ven "urgente" acometer una ordenación territorial en la que los cabildos, los grandes municipios y el Gobierno Canario alcancen un pacto global hacia un modelo vertebrado de servicios sociales que va mucho más allá de la mera delegación de competencias.

"Los solapamientos y las ineficiencias actuales siguen siendo un lastre que tiene importantes consecuencias para la población de Canarias al mermar sensiblemente la cobertura", comenta.

A nivel nacional, la entidad ha llamado la atención sobre las desigualdades territoriales de estos servicios, tanto en materia de gasto como de número de profesionales por habitante, que confirman a País Vasco, Navarra y Castilla y León como las comunidades con mejor calificación en cuanto a prestaciones.

Andalucía ofrece, por ejemplo, 21 veces más ayuda a domicilio que Extremadura y el número de habitantes por profesional de servicios sociales comunitarios en Canarias (5.645) es más de ocho veces superior al de Navarra (684).

Aunque la mayor parte de los indicadores de cobertura de prestaciones y servicios mejoran respecto al año anterior (9 de 14), para la asociación es "preocupante el escaso desarrollo de los servicios que deberían dar soporte a la estrategia de desinstitucionalización".

AYUDA A DOMICILIO

Así, la cobertura del servicio de Ayuda a Domicilio apenas ha variado desde el año 2010: sólo 8 décimas, del 4,7% al 5,5% de personas mayores de 65 años (7,6% si la referencia es sobre mayores de 70 años). Su intensidad es también muy baja, con una media de 20,2 horas mensuales, sólo 3,3 horas más que en 2010, y casi una hora menos que en 2012.

En cuanto a la cobertura de centros de día, muestra una "escasa o nula evolución", ya que desde 2010 se mantiene, con una "ligera reducción de 8 centésimás, en un 0,7% de las personas mayores de 65 años (0,96% si la referencia son las personas mayores de 70 años), lo que muestra que sigue siendo un servicio de cobertura muy limitada, casi marginal".

Por su parte, la Teleasistencia es el único servicio que muestra una cierta evolución en estos 12 años, 2,1 puntos en su cobertura, hasta situarse en el 10,2% de las personas mayores de 65 años (14,1% sobre personas mayores de 70 años). Sin embargo, el Plan de Choque para la dependencia se marcó como objetivo establecer la teleasistencia como un derecho subjetivo del que se beneficiaría toda persona con grado de dependencia reconocido que viva en su domicilio.

Pese a ello, en 2023 ha aumentado en 37.825 los servicios de teleasistencia, quedando 760.000 personas por alcanzar la cobertura del 100%. "A este ritmo, se necesitarían 23 años para alcanzar el objetivo previsto", según los gerentes de Servicios Sociales. Según los últimos datos, correspondientes a mayo 2024, dicen que sólo hay 479.492 con teleasistencia de las 1.169.777 que reciben prestaciones en su domicilio (40,6%); se planteaba alcanzar el 100% en diciembre de 2022.

Reapecto a la prestación económica para cuidados en el entorno familiar que contempla el Catálogo de la Dependencia, pese a ser otro de los objetivos del Plan de Choque, lejos de incrementarse, esta ayuda ha reducido su cuantía un 1,05%, pasando de una media de 239euros/mes en 2022 a 236,49 euros/mes en 2023.

AUMENTA EL GASTO EN SERVICIOS SOCIALES

En cuanto al gasto en Servicios Sociales, los directores y gerentes han apreciado un aumento a la vez que disminuye su porcentaje sobre el PIB que ha caído por segundo año consecutivo y se sitúa en el 1,81%. El gasto público en esta materia en 2023 supuso un 10,2% del total del presupuesto.

La participación de las comunidades en la financiación del Sistema ha aumentado 3,3 puntos en los dos últimos años, pero la tendencia desde 2012 es "claramente decreciente": ese año era 85,3%, y en 2022 12,6 puntos menos (72,7%).

La organización considera que el incremento de los dos últimos años puede ser debido al aumento de financiación por parte del Ministerio de Derechos Sociales en materia de Dependencia (600 millones más cada año) que repercute en el presupuesto de las comunidades.

Asimismo, la participación de las comunidades en la financiación del sistema ha aumentado 3,3 puntos en los dos últimos años, pero la tendencia desde 2012 es "claramente decreciente": ese año era 85,3%, y en 2022 12,6 puntos menos (72,7%).

En opinión de los directores, el incremento de los dos últimos años puede ser debido al aumento de financiación por parte del Ministerio de Derechos Sociales en materia de Dependencia (600 millones más cada año) que repercute en el presupuesto de las comunidades, según directores y gerentes.

Respecto a las diferencias territoriales, el colectivo cree que la situación "supone una gran desigualdad de oportunidades reales para hacer efectivos derechos muy básicos de las personas en función de su redencia".

Así, del Índice DEC se desprende que el gasto por habitante en Servicios Sociales en Extremadura, con 633 euros, es un 72,6% más que en Murcia, con 366,8 euros.

Contador