Las obras del carril bus cierran el túnel que une Chamberí y Somosierra en Santa Cruz de Tenerife desde el miércoles

Actualizado 04/08/2008 19:48:49 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

Este miércoles se cierra para ejecutar las fases 3 y 4 del nuevo carril bus de Santa Cruz de Tenerife el túnel que une los barrios de Chamberí y Somosierra, ubicado bajo la autopista del Norte (TF-5) y que durará cinco meses, obligando a los vecinos de la zona a utilizar la vía del cementerio de Santa Lastenia para conectar sendos lugares y a una modificación en el trazado de las paradas de guaguas de la línea 918.

Así lo ha informado la Concejalía del Distrito Ofra-Costa Sur del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, que preside José Alberto Díaz-Estébanez, en una nota en la que ha recogido que desde su concejalía se han mantenido diversas reuniones informativas con los colectivos vecinales que resultarán afectados por estas obras.

Una vez que se produzca el corte de tráfico, y durante los cinco meses de duración de las obras, los vecinos que quieran acceder al barrio de Chamberí deberán hacerlo únicamente por la vía de servicio que une las autopistas TF-1 y TF-5 (vía del Cementerio), o bien a través del acceso existente en la TF-5 en sentido hacia Santa Cruz.

Del mismo modo, a la zona afectada por las obras en el área de Chamberí y Somosierra también podrá accederse a través de la Carretera General de El Rosario y las calles Barcelona y Federico García Lorca.

Los vecinos residentes en la calle Jaral tendrán el acceso garantizado a sus viviendas a través de la calle José Peña Hernández, mientras que los usuarios de la línea 918 de Titsa deberán tener en cuenta que la misma se desviará de su trazado habitual por las calles Vizconde del Buen Paso, Marrero Torres y Carretera General de El Rosario cuando transite en sentido hacia el barrio de Chamberí.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife solicita la colaboración de los automovilistas para que transiten por la zona con la máxima precaución durante el tiempo que duren los trabajos, prestando siempre ha debida atención a la señalización existente con el objetivo de que la circulación sea siempre lo más cómoda, fluida y segura tanto para los usuarios de las vías que usen vehículos a motor para sus desplazamientos como para los peatones.