El Gobierno abre Ventanilla Única en ADER para solucionar financiación de empresas y anuncia medidas por 900 millones €

Actualizado 11/11/2008 19:50:22 CET

LOGROÑO, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, anunció hoy la apertura de una Ventanilla Única en la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER), que canalice los problemas de las empresas en su financiación. También da a conocer medidas que suponen 900 millones de euros para dar "respuesta" a está situación empresarial.

El jefe del Ejecutivo riojano dio a conocer estos datos en una comparecencia de prensa, tras la reunión que mantuvo con representantes de los agentes económicos y sociales, empresarios y entidades financieras, para analizar la situación económica.

Sanz calificó de "altamente positivo" el encuentro, que traslada un "mensaje de confianza, tranquilidad y seguridad" a la sociedad riojana, por el que empresarios, trabajadores, entidades financieras y Gobierno "mantienen un clima de cooperación y de compromiso para resolver problemas que tienen algunas empresas en La Rioja".

El presidente reconoció que gran parte de la reunión se dedicó a analizar "la falta de liquidez y de financiación" que están padeciendo algunas empresas riojanas. Para intentar paliar estos problemas, Sanz presentó siete medidas que "pueden suponer más de 900 millones de euros, que pone el Gobierno a disposición de las empresas para dar respuesta a estas circunstancias".

Entre las medidas, destacan la apertura se abrirá una línea de apoyo en forma de subvención a fondo perdido para la realización de estudios de viabilidad empresarial asociados al diseño financiero de la empresa, con el objetivo de facilitar a las pymes riojanas la negociación de las necesidades crediticias con las entidades financieras.

Además se facilitará el acceso a los créditos a las pymes riojanas por un valor de hasta 200 millones de euros, mediante la participación en el análisis y concesión de los mismos, para la realización de inversiones en programas competitivos, destacando las inversiones en Investigación y Desarrollo e innovación.

Las medidas contemplan líneas de crédito bonificadas a disposición de las pymes riojanas para los próximos tres años por una cuantía de 600 millones de euros, mediante la colaboración con 21 entidades financieras de la región. Las ayudas podrían ir desde el euribor menos cero hasta el euribor menos cinco puntos de interés para todos los proyectos de inversión.

La actualización y adaptación de Ricari, con la ampliación gradual de capital social de la sociedad hasta los 15 millones de euros, y el desarrollo de nuevas fórmulas de financiación para estimular la inversión empresarial, fueron otras propuestas de Sanz.

El presidente destacó la creación de una línea de avales de hasta cien millones de euros para la financiación de proyectos de inversión, viables que generen o mantengan el nivel de empleo; para financiar activo circulante con aplicación de la regla de 'mínimis'; y para la reestructuración de deuda de empresas y proyectos existentes, destinadas en su día a inversiones y que exigen plazos mayores de financiación, "siempre que la finalidad sea facilitar la viabilidad de la empresa y el mantenimiento de la empresa".

La última medida es para el aumento de las opciones para la instalación de nuevas inversiones industriales mediante la creación de una fórmula de arrendamiento con opción a compra del suelo de Ader Infraestructuras al término del período de usufructo.

SECTORES LOGROÑO

Preguntado por los periodistas si una medida de reactivación pasa por la aprobación por parte la COTUR de los nuevos sectores de Logroño, Sanz afirmó que el Gobierno "es respetuoso con los trámites y procedimientos administrativos". Además señaló que en este caso "hablamos de expedientes de particulares, no de un sector, que afecta unos particulares y a otros puede que no, e incluso puede que les perjudique".

El presidente indicó que el Ayuntamiento de Logroño hoy ha entregado la documentación adicional solicitada por COTUR sobre los sectores, por lo que "lo que han dicho hasta ahora era mentira", ya que "decían que era el Gobierno el que no aprobaba los sectores, así difícilmente los podía aprobar".

Apuntó que si los expedientes "están correctos, se aprobarán, y si no lo están, de acuerdo a la legalidad, no se aprobarán", al tiempo que añadió que "por presiones, no se van a aprobar, primero porque sería una ilegalidad administrativa, y segundo porque dañaríamos a terceros".

Sanz dijo que le gustaría saber "si se aprueban mañana los sectores, se garantizan 6.000 puestos de trabajo". En ese caso, llego a declarar que "si es así, y alguien me lo avala, estaría dispuesto a cometer alguna ilegalidad".