Publicado 26/02/2021 12:21CET

Logroño recupera una de sus señas de identidad: Reapertura del Puente de Piedra tras las obras de restauración

Reapertura del puente de Piedra de Logroño
Reapertura del puente de Piedra de Logroño - EUROPA PRESS

   El ministro Ábalos ha acudido a la reapertura junto a la presidenta, Concha Andreu, y el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza

   LOGROÑO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La capital riojana ha recuperado este viernes una de sus puertas de entrada a Logroño y seña de identidad para peregrinos y viandantes. El puente de Piedra ha reabierto al tráfico rodado y peatonal tras las obras de restauración que se han realizado a lo largo de los últimos meses.

   Atrás quedaron las licitaciones, proyectos y desvíos de sentido para dar paso a la nueva identidad del puente. Un lugar emblemático de Logroño del que ya se puede disfrutar, pasear y circular para seguir siendo fiel protagonista del pasado, presente y futuro de nuestra ciudad.

   En el acto de reinaguración han participado este viernes la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, y el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, junto al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos que, estos días, se encuentra de visita en nuestra comunidad autónoma, y la delegada del Gobierno regional, María Marrodán, además de miembros del Gobierno y del Ayuntamiento.

   Además, numerosos ciudadanos también han querido acudir a la reapertura que se ha producido después de que las autoridades descubrieran una placa conmemorativa.

   Las obras garantizan así la accesibilidad y seguridad al peatón que se convierte en el principal beneficiado de esta conexión entre el casco antiguo y el conocido como barrio de 'El Campillo'.

RESTAURACIÓN DEL PUENTE DE PIEDRA

   Las obras de restauración del Puente de Piedra, sobre el río Ebro a su paso por Logroño, comenzaron en el mes de abril de 2020 y han durado unos diez meses.

   El puente y sus estribos contaban con zonas muy afectadas por manchas de humedad que provenían de los rellenos de las bóvedas y de los muros de contención.

   Para solventar este problema, se ha realizado una limpieza con chorro de arena y un tratamiento hidrofugante con nanopartículas para recuperar las zonas más afectadas.

   En cuanto a los sillares, algunos presentaban serios problemas de erosión, bien por impactos producidos por diferentes materiales en épocas de crecida del río o bien por la humedad combinada con la temperatura ambiente.

   La plataforma superior del puente, sobre la que se está trabajando actualmente, cuenta con una distancia total de 200 metros cuyo firme está siendo sustituido. Tras esta intervención, contará con una calzada de 6 metros dividida en dos carriles de circulación de vehículos (anteriormente de 5,6 metros) que dejarán de estar separados por una mediana, así como con dos aceras de 1,52 metros de ancho cada una (frente a los 1,45 metros de la anteriores) con baldosas de granitos naturales. Entre estas aceras y la calzada se dispondrán, además, sendas filas de bolardos para separar los tráficos rodado y peatonal.

   El puente continuará iluminado por 16 farolas a las que se les aplicará el tratamiento de restauración apropiado y se incorporarán luminarias de tipo LED para garantizar un consumo responsable. Además contará con cableado de fibra óptica para dar un mejor servicio de telecomunicaciones a los barrios del norte de la ciudad.

   El proyecto ha sido ejecutado por la empresa CJM Obras y Gestión Sostenible S.L. por un importe de 906.275,42 euros (IVA incluido), de los que 509.794,81 euros serán financiados gracias al Programa 1,5% Cultural del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana y el resto irán con cargo al presupuesto municipal.

Para leer más