Tráfico desarrolla en La Rioja una campaña especial contra las distracciones al volante

Imagen de la campaña
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN LA RIOJA
Publicado 17/09/2018 14:49:30CET

   LOGROÑO, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Jefatura Provincial de Tráfico de La Rioja está desarrollando una campaña especial de intensificación del control y vigilancia de las distracciones al volante. El delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez Sáenz, ha participado este lunes en uno de los controles dentro de esta iniciativa.

   El objetivo de esta visita, según Pérez Sáenz, ha sido el de comprobar "in situ" y de primera mano "el trabajo tan importante que desarrolla la Agrupación Provincial de Tráfico en la labor de concienciación y sensibilización de los conductores".

   Además, y como apoyo fundamental en esa labor de concienciación, los agentes de tráfico han contado con la ayuda de varios usuarios del CRMF de Lardero que, como en otras ocasiones, han contado sus experiencias personales a los conductores y les han explicado como un accidente de tráfico cambió sus vidas.

   Se trata de personas que sufren secuelas, en algunos casos graves, derivadas de accidentes de tráfico que, como ellos mismos han señalado, "pueden evitarse siendo plenamente conscientes de la importancia de conducir de forma responsable".

   Pérez Sáenz ha agradecido el trabajo de los agentes de tráfico y también de los voluntarios del CRMF "quienes con su testimonio y experiencia transmiten el mejor mensaje de concienciación", ha señalado.

ALTO RIESGO.

   Se produce distracción en la conducción cuando algún suceso, actividad, objeto o persona, dentro o fuera del vehículo, captan la atención del conductor y la desvían de la tarea de conducir.

   Cuando mayor es la velocidad del vehículo, menor margen de reacción tiene el conductor frente a los imprevistos y más conveniente resulta que se concentre totalmente en la tarea de conducir y trate de evitar las posibles distracciones.

   Distracción y velocidad se convierten así en un binomio que aumenta muy significativamente los niveles de riesgo durante la conducción. El tipo de accidente más frecuente debido a la distracción es la salida de la vía, choque con el vehículo precedente o atropello.

   La evidencia disponible indica que el uso del teléfono móvil convencional durante la conducción aumenta de forma significativa el riesgo de colisión. Según se desprende de las conclusiones de algunos estudios, ese riesgo podría ser entre cuatro y seis veces superior al riesgo en condiciones normales de conducción.

   Marcar un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar a un "Whatsapp", encender un cigarrillo, ajustar la radio o el reproductor de CD mientras se conduce, supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo, periodo en el que el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente.

   Dentro de las causas más frecuentes de distracción, están marcar un número o enviar un SMS o un "Whatsapp" por el móvil; buscar y contestar el móvil cuando suena; estar hablando por el móvil; circular bajo los efectos del alcohol; mirar o leer al conducir un diario, un mapa, etc; llevar a niños alborotando o llorando; tratar de expulsar un insecto en el coche; fumar al volante: o utilizar indebidamente los sistemas de navegación o GPS.

   También se pueden citar como factores de riesgo la fatiga y la somnolencia, el estrés, la ansiedad o la depresión, la edad avanzada, el consumo de alcohol o ciertas características de personalidad.

LAS CIFRAS.

   La distracción aparecía como factor concurrente en un 25% de los accidentes con víctimas en vías interurbanas en el año 2016. A 120 km/h, en tres segundos, se recorre una distancia superior a la de un campo de fútbol. La concurrencia del binomio distracción-velocidad aumenta muy significativamente.

   Durante el año 2017, en La Rioja, 77 de los 260 accidentes con víctimas contabilizados (29,6%) fueron causados directamente por una distracción del conductor. Factor causante en 4 de los 15 accidentes mortales contabilizados (26,7%).

   Durante el año 2018, hasta el 31 de agosto, 39 de los 129 accidentes con víctimas contabilizados (42,0%), han sido causados directamente por una distracción del conductor. Factor causante en 1 de los 5 accidentes mortales contabilizados (20%).

   En la última campaña de control de distracciones al volante, la Guardia Civil realizó el control de 9.053 vehículos, de los que 48 resultaron denunciados, un 0,53%.

   Por su parte, Policía Local en los municipios de Alfaro, Haro y Nájera realizaron un total de 1.441 controles, de los que resultaron denunciados 5 vehículos, un 0,35%.