M-50.- Rivas amenaza con sacar los vecinos a la calle si Fomento no negocia el acceso a la vía antes de acabar octubre

Actualizado 12/10/2008 17:05:13 CET

RIVAS VACIAMADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Rivas Vaciamadrid, José Masa, aseguró hoy que si el Ministerio de Fomento no se sienta a la mesa para llegar a un acuerdo sobre el acceso del municipio a la M-50 antes de que termine el mes de octubre, tendrá que pasar de la "negociación a la exigencia reivindicativa con los vecinos detrás", ya que la comisión mixta de carácter técnico que se creo para concretar este tema, se organizó a finales de la pasada legislatura y no se ha vuelto a saber nada de ella.

En declaraciones a Europa Press, Masa indicó que lleva un tiempo intentando ponerse en contacto con la secretaria de Estado de Infraestructuras de Fomento, Josefina Cruz, y que incluso ha estado hablando estos días con el Grupo Parlamentario Federal de IU para que se insista en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado en la inclusión de una partida respecto a esta cuestión.

"Como alcalde de Rivas me veré en la obligación de que si no se atiende a nuestra consideración y en este mes de octubre y antes de que se apruebe los Presupuestos, está tomada la decisión, tendré que tomar como decisión pasar de la negociación a la exigencia reivindicativa con mis vecinos detrás", señaló el alcalde, quien aseguró que para ello, va a agotar antes todos los cauces parlamentarios e institucionales.

Así, destacó que si cuando lleguen los Presupuestos aprobados, no está una partida que incluya una cantidad mayor que la del año pasado --3 millones de euros-- ni se ha mantenido una reunión que defina cómo se va a acabar haciendo esa obra, como Ayuntamiento sentirá que de nuevo se les margina. "Es verdad que hemos tenido contactos, y parecía que portaban soluciones, pero la solución sigue esperando y vamos de legislatura en legislatura sin que el tema se acabe de cerrar", apostilló.

En este sentido, el primer edil mostró sus deseos de que se pongan en marcha "cuanto antes" los mecanismos necesarios "porque esta ciudad no puede permitirse el lujo de que la M-50 pase por su término municipal y no tenga una salida razonable y necesaria". "No es razonable seguir así con el proyecto del trazado aprobado y autorizado por todas las administraciones, y sigamos teniendo una única salida a la carretera de Valencia", denunció.

ESPERA DE CASI 10 AÑOS

Masa recordó que hace ya casi 10 años, el Ayuntamiento de Rivas reclamó la necesidad de que el trazado de la M-50 contemplara una salida desde el municipio de Rivas "alegando que otros municipios similares a esta ciudad tenían hechas estas conexiones". Sin embargo, por entonces, el ministro era Francisco Álvarez Cascos y "no hubo manera, en ningún caso, ni siquiera de que lo entendieran" y se les recibiera como representantes municipales, señaló Masa.

Sin embargo, como Ayuntamiento pusieron en marcha una dinámica que consistió en ir trabajando desde los servicios técnicos municipales (arquitectos, y direcciones de infraestructuras) con la Demarcación de Carreteras de la Comunidad de Madrid, "con objeto de ir preparando un proyecto de trazado para que después lo aprobará el Ministerio de Fomento", añadió el alcalde.

En 2004, con el cambio de Gobierno, entró la nueva ministra, Magdalena Álvarez, y según apuntó el alcalde, el Gobierno municipal volvieron a redoblar esfuerzos y pusieron en marcha "mecanismos de iniciativa", por lo que empezaron a hablar con la Dirección General de Carreteras, "que quedó en que lo estudiaría pero, como siempre, acabó en el saco roto de las imposibilidades", agregó.

Mientras tanto, el Ayuntamiento creó una Plataforma por el enlace con la M-50 en la que representantes de la sociedad civil, del Ayuntamiento y también del movimiento empresarial clamaban por la necesidad de que ese nudo se hiciera. "Entramos en contacto con la parte limítrofe de los desarrollos de Madrid --El Cañaveral, Los Aguijones y Los Berrocales-- sugiriéndoles que si existía esta conexión con la M-50, Fomento nos decía que no lo pagaba él", explicó.

Así, señaló que el Ministerio se negaba a pagar porque la M-50 es una infraestructura que han pagado las radiales "a cuenta de lo que son los peajes del futuro". "Aunque es una obra de Fomento está financiada de otra manera, y no quieren poner el dinero", añadió Masa, quien indicó, que entonces, como Ayuntamiento, empezaron a hablar con la iniciativa privada sabiendo que la obra iba a costar como mínimo 70 millones de euros.

A la conclusión que llegaron es que el Ayuntamiento tiene que financiar la obra, junto con la aportación de las empresas y que "obligatoriamente Fomento también tenía que hacerse cargo de otra parte, aunque fuera de manera inducida, a través de quienes habían pagado la M-50, es decir, las radiales".

Al mismo tiempo, el Ministerio aprobó el proyecto de trazado elaborado entre el Ayuntamiento y la Demarcación, asegurando que era "correcto" y "razonable", por lo que ya se mostraba el compromiso de que si "se trata de un trazado razonable se tiene que hacer, y queda por definir quien lo tiene que pagar".

Este proyecto de trazado está elaborado entre dos rotondas de la M-50, donde se dibujó dos vías colectoras de salida de la ciudad a la carretera, que se tienen que incorporar al viejo proyecto y dos vías de entrada para entrar a la ciudad y a los PAU de Vicálvaro. Es decir, dicho proyecto cuenta con la entrada y salida de ambas zonas, una en Madrid y otra en Rivas "porque la M-50 dibuja fronteras con algunos barrios de Madrid y la ciudad de Rivas".

CIUDAD BLOQUEADA POR LAS LLUVIAS

Maso aprovechó la ocasión para recordar que las últimas lluvias torrenciales de septiembre destrozaron los municipios de Rivas, posteriormente declarada "zona catastrófica", Coslada y San Fernando, y señaló que el agua produjo el colapso y corte de la carretera de Valencia (A-3) "dejando bloqueada e incomunicada la ciudad de Rivas".

"Eso hace muchísimo más necesario que Fomento se dé cuenta de que más de 70.000 personas están sin posibilidad de acceso a Madrid si se vuelve a producir un hecho de similares características", indicó, a la vez que hizo hincapié en que si hubieran tenido salida a la M-50, "la gente no sólo hubiera mirado a la A-3 para ir a Madrid, tanto para ir a trabajar como si necesitaba ayuda hospitalaria o cualquier otra necesidad". "Hubiéramos tenido dos salidas", apostilló.

Por esta razón, reiteró la necesidad que la secretaria de Estado de Infraestructuras dé señales de vida para activar la comisión de carácter técnico y los responsables se pongan a trabajar independientemente del color de las administraciones, ya que esta comisión se creó con la intención de ir trabajando aproximaciones técnicas a lo que un día tendría que ser el acuerdo político que cerrara la financiación de la obra.

"Desde entonces no hemos vuelto a saber nada y no menos de 20 veces he intentado hablar con la secretaria de Estado y no ha dado señales de vida", protestó el alcalde, quien subrayo que sigue pensando que la fórmula "es imprescindible que se aplique", por lo que espera que le reciban en el Ministerio "de la manera más rápida posible".