Los alumnos del Isabel La Católica convivirán con los del Bachillerato Excelente en el San Mateo

Actualizado 24/04/2011 14:01:01 CET
COMUNIDAD DE MADRID

Las obras de reforma del IES se realizarán en verano

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los alumnos del colegio Isabel La Católica, que actualmente están en las instalaciones del IES San Mateo porque su centro está en obras, convivirán hasta la finalización de las mismas con los alumnos que el curso que viene acudan a estudiar el Bachillerato de Excelencia, que se impartirá como proyecto piloto.

Así lo han explicado a Europa Press fuentes de la Consejería de Educación, después de que la Asociación de Padres y Madres (AMPA) del Isabel La Católica manifestaran su preocupación con el futuro de sus alumnos tras conocer que el centro que albergaría el Bachillerato Excelente sería el San Mateo.

Este centro educativo está situado en el corazón de la capital, en Tribunal, y se ha elegido porque dejó de ser IES por falta de alumnos, está bien comunicado con el transporte público (Metro y líneas de EMT) y hasta ahora lo ocupaban alumnos de otros centros que tenían que abandonar los suyos por obras o reformas.

Los alumnos del CEIP Isabel La Católica se han trasladado desde su cercano centro por dos razones: por las obras de remodelación del colegio, que ya están concluyendo, y por los trabajos de demolición y nueva construcción del futuro nuevo Mercado de Barceló, que marchan con retraso y han provocado que el AMPA del Isabel La Católica expresara su deseo de desarrollar también el próximo curso académico por completo en el San Mateo.

Según han manifestado los representantes de los padres y madres del centro en su blog, "no sería seguro para los escolares regresar al colegio habiendo obras tan próximas", las cuales, además, conllevan una "suciedad y un ruido incompatibles", en su opinión, con la actividad escolar.

Sin embargo, la idea que tiene Educación es que los alumnos se marchen a su centro una vez concluyan las obras del colegio, que estarán listas a lo largo del próximo curso. Ante esto, las mismas fuentes han explicado que "se está hablando con las familias", que insisten en que no quieren marchar por las obras cercanas del mercado.

Mientras tanto, alumnos de Primaria y de Bachillerato convivirán en el mismo centro, algo, que según Educación, no supondrá ningún problema porque hay "espacio suficiente". Lo que sí que se va a hacer son algunas reformas en las instalaciones de cara al próximo curso, que se iniciarán durante los meses de vacaciones.

En un principio, habrá tres grupos de Bachillerato Excelente, con una media de 20-25 alumnos por clase. La condición es que hayan acabado 4º de la ESO con Mención Honorífica (más de un 8 de media y más de un 7 en la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables (CDI) de Educación).

Según los cálculos de Educación, poniendo la vista en los alumnos que el curso pasado obtuvieron esta Mención, podrían aspirar a entrar a este Bachillerato unos 3.000 alumnos, que tendrán que hacer un examen en verano (el mismo que se hace para los premios Extraordinarios de Secundaria) para poder estudiar en esta modalidad.