El antiguo estadio de Vallehermoso será demolido y reconstruido para albergar pistas de atletismo y un polideportivo

Actualizado 04/05/2008 16:06:31 CET

Se mantendrán más de 5.000 metros cuadrados de zonas verdes y se construirá un aparcamiento subterráneo de 400 plazas

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Las actuales instalaciones deportivas del Estadio de Vallehermoso, en el distrito de Chamberí, que datan de 1960, serán demolidas y en su lugar surgirá un moderno complejo capaz de acoger pruebas de atletismo de alto nivel, además de un polideportivo de barrio.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento Madrid ha aprobado el Plan Especial que ordena la parcela donde se ubicará el centro y contempla una reforma que potenciará los valores arquitectónicos del antiguo complejo, revalorizará el paisaje urbano de la zona y revitalizará la actividad social del distrito.

El estudio de arquitectos Cano Lasso, ganador del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento y el COAM, se encargará de la redacción del proyecto definitivo y de la dirección de obra.

Asimismo, se prevé el mantenimiento de más de 5.000 metros cuadrados de zonas verdes y la construcción de un aparcamiento subterráneo de 400 plazas para residentes y rotacional. El Plan propone modificar la configuración de la calle Juan Vigón para convertirla en una calle-parque, que funcione como un gran 'salón urbano' de acceso al estadio.

En 2007 el Ayuntamiento de Madrid convocó un concurso de ideas para construir un nuevo Centro Deportivo Vallehermoso, del que resultó ganador el anteproyecto presentado por el Estudio Cano Lasso, que se encargará de la redacción del proyecto definitivo y de la dirección de obra.

El Estadio Vallehermoso, situado entre las calles de Jesús Maestro, Juan Vigón, Santander y la avenida de Islas Filipinas, ocupa una parcela con 42.544 metros cuadrados de superficie. El Plan Especial también afecta a otros 15.116 metros cuadrados de viario público que rodean a la parcela, considerados como ámbito de influencia para la urbanización del área, y que se corresponden con los tramos de calle que la conforman.

El Plan Especial reserva una zona para el uso deportivo y otra para zonas verdes. La zona destinada a instalaciones deportivas ocupará una superficie de 36.918 metros cuadrados y albergará el estadio de atletismo, aproximadamente en la misma situación que el actual, proyectado con arreglo a los reglamentos específicos para el desarrollo de competiciones de alto nivel, y con capacidad para 10.000 espectadores. Para garantizar la existencia de zonas verdes, parte del programa deportivo se desarrollará bajo rasante.

En la misma zona se ha proyectado la construcción de un aparcamiento subterráneo de dos plantas, con un mínimo de 400 plazas, de uso tanto privado-residencial como público-rotacional.

En el área más próxima a la avenida de Islas Filipinas se levantará el polideportivo municipal, que cubrirá la demanda de centro deportivo de barrio y servirá de apoyo al estadio de atletismo. Junto a él se creará una zona a usos asociados y complementarios al deporte.

En cuanto al área de influencia, el Plan Especial propone modificar la configuración de la calle Juan Vigón, para convertirla en una calle-parque, que funcione como un gran 'salón urbano' de acceso al estadio.

CAMPO DE LAS CALAVERAS

Las instalaciones deportivas actuales se encuentran sobre lo que se conocía como el 'campo de las calaveras', un cementerio cuya construcción se remonta a 1849, según la traza del arquitecto Wenceslao Gaviña, y que fue clausurado en 1927. El recinto actual, que cuenta con piscina, estadio de atletismo y diversas pistas deportivas, se realizó según el proyecto original firmado por los arquitectos Eduardo Baselga y Felipe García Escudero.

En 1957 las instalaciones fueron cedidas por el Ayuntamiento de Madrid al Frente de Juventudes por un período de 50 años. Durante la Transición, estos derechos pasaron al Ministerio de Cultura, y una vez aprobada la Constitución Española, fueron transferidos a la Comunidad de Madrid. La concesión finalizó el 13 de marzo de 2007.

El Plan Especial estará sometido a información pública durante un mes a contar a partir de su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.