Los 'biksis' llegan a Madrid a pesar de que el Ayuntamiento dice que no tienen licencia

Actualizado 26/01/2008 17:43:15 CET

Hacen rutas turísticas por el centro histórico y aseguran que no pretenden convertirse en 'bici-taxis'

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sistema de transporte a pedales que ya se ha asentado en otras capitales europeas como París o Londres ya ha llegado a Madrid de la mano de los 'biksis', que desde el pasado fin de semana recorren el centro de la capital transportando hasta a tres turistas o residentes a razón de tres euros por persona.

De momento, la compañía que dirige Elicio Díaz ha sacado a la calle tan sólo cuatro vehículos que, movidos por pedales, hacen rutas pequeñas de unos quince minutos entre la Plaza Real y Sol por la calle Arenal y bordeando el Teatro Real.

Su objetivo es ampliar las rutas una vez vean qué tal responde la población a la iniciativa. En concreto, Díaz ha pensado ya en implantar el sistema dentro de El Retiro. "Los turistas quieren visitar el parque, y nosotros podemos transportarlos por dentro de una manera cómoda, ecológica y sin molestar a nadie", explicó a Europa Press.

Tras una semana escasa de servicio, los biksis parecen estar bien vistos tanto por los peatones del centro como por los taxistas, que "preguntan en qué consiste la historia". "Ellos preguntan y nosotros les explicamos que no pretendemos ser taxis ni cubrir sus rutas, que somos un servicio diferente", argumentó el dueño de los biksis.

Además, Díaz aseguró que cuentan con una licencia municipal para circular por la ciudad "desde hace un par de semanas", y añadió que tienen "todos los permisos y seguros en regla", por lo que no han tenido ningún problema con la Policía Municipal.

Sin embargo, fuentes municipales negaron a Europa Press que los biksis cuenten con permiso de circulación y que ni siquiera sabían de su existencia, a pesar de que esta compañía es una de las cuatro que, a mediados de 2007, solicitaron permiso al Ayuntamiento de la capital para poder prestar servicio.

BIKSIS VS. TRIXIS

Otra de las compañías que pretendió instalar este medio de transporte fue la de los trixis, una empresa catalana que ya había implementado esta novedosa fórmula en Barcelona y que intentó exportarla a Madrid.

Sin embargo, "hubo problemas con los trixis, que se promocionaban como bici-taxis, y eso perjudicó a las demás compañías" que querían rutas turísticas", alegó Díaz.

El responsable de los trixis, Gerald Caspari, explicó a Europa Press que aún están buscando "alternativas legales", pero que cada día que pasa con un biksi en la calle "se demuestra que es posible este servicio, que no crea problemas y que es fiable siempre y cuando se ordene el sector y se garantice que se vigilan los seguros, las licencias y los trabajadores".

De hecho, en esta batalla por crear un nuevo mercado del transporte urbano, trixis y biksis tienen un rival mayor que ellos mismos. Los taxistas fueron los que protestaron en un primer momento contra su implantación, al considerar su presencia en las calles de la capital como "competencia desleal".

Pedro Mostaza, del sindicato Uniatranc, explicó a Europa Press que ya en octubre del año pasado presentaron al Ayuntamiento un informe jurídico en contra del sistema donde se mostraba que estos vehículos "van contra las normas de seguridad, de transporte público y de regulación del tráfico".

Así, de constatar la presencia generalizada de biksis o trixis en el centro, Uniatranc "estudiará las posibilidades legales, verá si cuentan con licencia y solicitarán que no se les permita circular.