La Comunidad se encuentra entre las regiones españolas donde es más cara la 'vuelta al cole', con un coste medio de 1.072 euros

Actualizado 07/09/2008 15:20:19 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid se encuentra entre las regiones españolas en donde es más cara la 'vuelta al cole', junto con Barcelona y Valencia, con un gasto medio de 1.072 euros, 1.068 euros y 993 euros respectivamente, según un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) realizado entre 196 colegios públicos, concertados y privados.

Según este estudio, las familias españolas se gastarán en 'la vualta al cole' de cada uno de sus hijos alrededor de 825 euros por hijo, presupuesto que incluye matrícula, libros, material, uniforme o ropa, comida y transporte y las ayudas.

No obstante, el gasto varía de una comunidad autónoma a otra y también en función del centro elegido. Así, una familia que tenga a su hijo en un colegio público se gastará de media 528 euros, en uno concertado, 783 euros y en uno privado, 1.164 euros.

El uniforme o ropa necesaria para afrontar el nuevo curso supone uno de los gastos que más encarece a los padres en el regreso a las aulas. En los centros públicos se estima el gasto en ropa en 135 euros, cifra que se duplica en el caso de los concertados y que se eleva hasta los 330 euros en los privados.

En cuanto a la matrícula, tanto en el caso de los centros públicos como en los concertados el coste es cero. Por el contrario, en los colegios privados el coste medio se sitúa en los 250 euros.

Los libros de texto es otro de los artículos que suponen un importante gasto para las familias en función de la etapa educativa en la que se encuentro el niño: en Infantil, 86 euros; en Primaria, 175 euros; en Secundaria, 199; y en Bachillerato, 260 euros.

Asimismo, en material escolar --mochila, cuadernos, carpetas y bolígrafos-- el coste alcanza los 100 euros, en comida se mantiene en una media de 109 euros y en transporte se verá incrementado por el aumento del precio del gasóleo llegando a los 70 euros mensuales en la red pública, 100 en los centros concertados y 130 en los privados.

MADRID, CATALUÑA Y VALENCIA, LAS MÁS CARAS

Según FUCI, existen sensibles diferencias entre comunidades como Madrid, Cataluña y Valencia, que son las más caras con uno gasto medio de 1.072 euros, 1.068 euros y 993 euros respectivamente, y Galicia, Aragón y Castilla la Mancha, en la que 'la vuelta al cole' es la más barata de toda España con gastos de 698 euros, 699 euros y 699 euros, respectivamente.

En el resto de comunidades autónomas, las familias se gastan de media: Andalucía (747 euros), Asturias (803 euros), Baleares (855 euros), Canarias (704 euros), Cantabria (764 euros), Castilla León (808 euros), Extremadura (764 euros), Murcia (774 euros), Navarra (893 euros), País Vasco (942 euros) y Rioja (742 euros).

Ante estos datos, FUCI considera "imprescindible" la gratuidad de los libros durante la enseñanza obligatoria para evitar "las desigualdades" que se dan en la actualidad según el sistema utilizado en cada región. "El objetivo es conseguir el coste cero para los padres durante primaria y secundaria al igual que ocurre en la actualidad en Castilla La Mancha, Aragón, Galicia y La Rioja. El cheque-libro de regiones como Madrid no es para todos y no cubre la totalidad del gasto en este concepto", agregó un portavoz de FUCI a Europa Press.

Por otro lado, y con el fin de conseguir rebajar la cuesta de septiembre, la Federación de Consumidores Independientes aconsejó a las familias con hijos en edad escolar que soliciten las becas estatales del Ministerio de Educación al margen de las ayudas autonómicas y que consulten los precios de las actividades extraescolares, "ya que la programación de sus ayuntamientos tienen precios más económicos que los centros privados"

Asimismo, la asociación de consumidores recomendó a las familias evitar acudir a créditos rápidos, "ya que a la larga aumentarán su sobreendeudamiento"; diversificar y escalonar las compras; aprovechar los descuentos que permite la ley en libros de primaria y secundaria y prescindir de las marcas, "lo que puede suponer un ahorro del 30 por ciento".