Actualizado 24/05/2022 18:16

La Comunidad de Madrid exige "celeridad" a Sanidad ante una crisis sanitaria como la de la viruela del mono

Archivo - El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero
Archivo - El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero - Gustavo Valiente - Europa Press - Archivo

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha exigido este martes al Ministerio de Sanidad "celeridad" para actuar ante una "crisis sanitaria" como es la de la viruela del mono o viruela símica "para actuar cuanto antes" en el control de la emergencia y ha reclamado la compra de vacuna y antivirales para el tratamiento de los pacientes y contactos.

Antes de la inauguración de la exposición Cuadros con Esperanza en el Hospital público Clínico San Carlos de la capital, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha insistido en la necesidad de que el departamento que dirige Carolina Darias de luz verde a la utilización de la vacuna menos reactógenas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés).

"Pido al Ministerio que agilice en la toma de decisiones. Por desgracia esto ya lo hemos vivido en otras ocasiones; ya lo vimos con el Covid-19 y ahora sí pedimos la velocidad que la situación requiere", ha indicado el máximo responsable de la Sanidad madrileña, que ha recordado que en España no existe stock de esas vacunas y se requiere su compra a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

En este sentido, el Gobierno regional envió el pasado jueves al departamento que dirige Carolina Darias el protocolo que la Dirección General de Salud Pública de Madrid ha elaborado sobre el protocolo para el uso de estas vacunas y una petición para la adquisición de la vacuna Imvanex de la farmacéutica Bavarian Nordic, autorizada por la EMA en 2013 e indicada para la prevención de la viruela en adultos a partir de los 18 años.

"No tenemos noticias respecto al protocolo y la compra de vacuna", ha explicado el consejero, quien ha dicho confiar en que este tema se aborde en la Comisión de Salud Pública que tendrá lugar este martes y en el Consejo Interterritorial de Sanidad que se celebrará el miércoles.

En este caso, se podrían usar en contactos estrechos y en un máximo de 4 días tras el contacto de riesgo para controlar transmisión o bien, como segundo escenario, administrarla dentro de la franja de los primeros 14 días tras el contacto de riesgo, pero en este caso solo se consigue minimizar la gravedad de los síntomas.

"Si administramos esa vacuna en los cuatro primeros días cortamos de raíz la enfermedad y si esperamos del cuarto al decimocuarto podríamos tener la opción de atenuar mucho esos síntomas y yo creo que ahora hay que pensar en las personas que se han contagiado, en aliviar sus síntomas y es el momento de hacerlo", ha explicado.

En ambos escenarios se administraría esta vacuna con pauta de dos dosis a los nacidos con posterioridad a 1979 (no vacunados previamente frente a la viruela) mientras que a los nacidos en 1979 o años anteriores se les administraría una única dosis (excepto a inmunodeprimidos que se recomiendan dos dosis).

El Ministerio de Sanidad ya indicó cuando se conocieron los primeros casos de viruela del mono en España que el Gobierno estudia la compra de vacunas y antivirales. Además, ha establecido un protocolo para la detección precoz y manejo de los casos que, entre otras cuestiones, contempla medidas de control, el aislamiento y la vigilancia médica para todos los casos sospechosos o confirmados causados por este virus.

Igualmente, la Consejería de Sanidad de Madrid también urge al Ministerio de Sanidad a que se agilicen los resultados por PCR de las muestras que se envían para poder cortar antes las cadenas.

"No estamos viendo que la velocidad que tenga que llevar el Ministerio sea la adecuada. Vemos que las muestras que enviamos por la tarde no son recepcionadas, a veces nos sorprende la falta de velocidad del Ministerio cuando ahora es absolutamente fundamental esa velocidad en la aprobación del protocolo, compra de la vacuna y determinación de las pruebas para poder establecer ese trabajo de trazabilidad de las personas contagiadas y contactos y sobre todo para tener un control de la enfermedad. Yo creo que es el momento de hacerlo pero a veces la verdad es que un poco decepcionante la poca velocidad que está teniendo el Ministerio y sobre todo que es una crisis sanitaria y tenemos que actuar con rapidez", ha explicado Escudero.

EL VIRUS CIRCULA DESDE FINALES DE ABRIL

Una celeridad por parte del Ministerio que también serviría para acelerar la detección del 'paciente cero' y determinar cómo y cuándo se produjo la cadena de contagios. "Ahora hay que actuar con mucha celeridad porque ahora es cuando realmente podemos actuar para controlar el aumento de casos o al menos hacer esa trazabilidad que nos permita hacer los aislamientos correctamente", ha subrayado.

Así, desde a Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad continúa con las labores de vigilancia epidemiológica y trata de llegar al 'paciente cero' para la localización y control de la transmisión. Según los primeros indicios, los casos de Madrid están relacionados con dos cadenas de transmisión, uno de los cuales estaría relacionado con una sauna de la capital que ha sido cerrada de manera preventiva.

Asimismo, la Comunidad continúa investigando si hay casos relacionados con la celebración del Maspalomas Price 2022, celebrado en Gran Canaria entre el 5 y el 15 de mayo. Un evento multitudinario que durante su último fin de semana congregó a más a más de 80.0000 personas procedentes de varios países, entre ellos Reino Unido o Italia.

En este sentido, el consejero ha indicado que el virus 'monkeypox' podría estar ya circulando a finales de abril en la Comunidad. "Detectamos 21 casos en 24 horas, por el tiempo que tiene de incubación desde el momento en que se produce en contacto hasta que tienes la enfermedad, con los primeros casos orientados ya a pacientes con clínica, el virus estaba circulando como mínimo dos semanas antes", ha subrayado.

En cualquier caso, el máximo responsable de la Sanidad madrileña ha subrayado que existe "preocupación desde el punto de vista epidemiológico" porque es una crisis sanitaria de reciente aparición, pero no así "asistencial" porque los pacientes evolucionan de forma "razonable" de acuerdo con la enfermedad, y a nivel social "no es gran preocupación".

670477.1.260.149.20220524125456
Vídeo de la noticia

Más información