8 de abril de 2020
 
Actualizado 14/11/2008 15:28:42 +00:00 CET

La Comunidad lanza el Plan de Dinamización Turística de Sierra del Rincón para que sea un ejemplo de turismo sostenible

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno, a través de la Consejería de Cultura y Turismo, ha puesto en marcha el Plan de Dinamización de Producto Turístico de la Sierra del Rincón, en el extremo nororiental de la región y declarado Reserva de la Biosfera desde 2005, con el fin de dinamizar turísticamente esta zona, poniendo en valor sus recursos, lo que repercutirá en una mayor afluencia de visitantes, incrementando el tiempo de estancia del viajero y su gasto.

Así lo anunció el consejero de Cultura y Turismo, Santiago Fisas, durante su visita a la zona en la que desgranó todas las acciones que se contemplan en el citado plan, puesto en marcha por la Consejería de Cultura y Turismo junto con la Secretaría de Estado de Turismo y la Mancomunidad de la Sierra del Rincón, están encaminadas a convertir esta zona en un destino que sirva de ejemplo de turismo sostenible, combinando el desarrollo turístico con la protección del medio ambiente. A este plan se han destinado 1,95 millones de euros.

Entre los objetivos que ya se han cumplido se puede destacar el acondicionamiento y la señalización de los miradores del puerto, así como la construcción de un aparcamiento disuasorio en La Hiruela y la ampliación del Centro de Recursos e Información de Montejo de la Sierra.

Y entre las actuaciones que se están llevando a cabo destacan los planes de señalización turística en los cascos de los municipios que conforman la Sierra del Rincón: Horcajuelo de la Sierra, La Hiruela, Montejo de la Sierra, Prádena del Rincón y Puebla de la Sierra. Además, se está elaborando un plan de sendas, en coordinación con la oficina de la Reserva de la Biosfera, y se está restaurando el molino de Puebla de laSierra.

PLAN DE SENDAS

Según anunció el consejero de Cultura y Turismo se está elaborando un plan de sendas, con la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, para que "se convierta en un proyecto piloto de lo que puede ser la promoción del producto senderismo en la Comunidad de Madrid". Fisas añadió que también" deseamos medir los flujos de visitantes en cada senda y animar a todos los que visitan este paisaje de ensueño a que alarguen sus estancias".

El Gobierno regional apuesta por la promoción turística de los pequeños municipios madrileños para contribuir al crecimiento turístico de la región, teniendo en cuenta que el turismo actúa como elemento dinamizador de las economías locales.

El perfil del visitante a la Sierra del Rincón muestra a un varón, de Madrid capital, menor de 35 años, casado o con pareja y un hijo, con estudios universitarios medios o superiores, que trabaja en el sector servicios y que percibe unos ingresos medio-altos.

El gasto que hace en sus visitas se sitúa por debajo de los 100 euros y la duración media de sus viajes suele ser de un día y no pernocta. Su interés se basa en conocer la zona, hacer turismo de naturaleza y/o deportivo y visitar lugares específicos como el Hayedo de Montejo Iglesia Parroquial de San Pedro.

Aprovechando su paso por la Sierra del Rincón, el consejero de Cultura y Turismo también visitó la Iglesia Parroquial de San Pedro, ubicada en el municipio de Montejo de la Sierra. En ella la Dirección General de Patrimonio ha comenzado las obras de la primera fase de restauración, por un importe de 266.443,78 euros.

Las acciones consisten en la realización de unas actuaciones previas y demoliciones, así como en la intervención completa en la cubierta de la nave principal y el retejado del resto de cubiertas. Asimismo, se restaurarán pilastras y arcos y la barandilla del coro y se realizarán operaciones de tratamiento de maderas, entre otras.

La iglesia parroquial, dedicada a San Pedro en Cátedra, es una construcción renacentista del siglo XV, realizada en muros de sillarejo y ladrillo. El elemento más destacado de la iglesia lo forma la espléndida techumbre de madera que cubre la capilla mayor, ejemplo de la importante tradición carpintera realizada en España desde la Alta Edad Medial aunque realizada con un trazado geométrico muy simple. En 1982 se procedió a la incoación como Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento.