Delegación de Gobierno pondrá en marcha medidas contra agresiones xenófobas tras unas reuniones monográficas en septiembre

Actualizado 14/08/2008 21:03:08 CET

Movimiento contra la Intolerancia asegura que se vive un momento de especial actividad neonazi por la crisis económica

MADRID, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno de Madrid acometerá a partir de septiembre un plan de medidas policiales y sociales contra las agresiones provocadas por grupos xenófobos y ultraderechistas en la región, según informó hoy a Europa Press la asociación Movimiento contra la Intolerancia.

El presidente de esta organización, Esteban Ibarra, que mantuvo una reunión ayer tarde con la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, anunció que se reunirán el próximo mes una serie de reuniones monográficas con expertos policiales y sociales para adoptar un paquete de medidas "para prevenir y ayudar a las personas afectadas por estas agresiones racistas y trasladar tranquilidad a la ciudadana, porque alteran la convivencia de la población".

Ibarra señaló que dentro del paquete habrá medidas de prevención de violencia xenófoba desde la educación, medidas de sensibilización y de ayuda, "que se intensificarán en aquellas zonas como Arganzuela o el Corredor del Henares, donde se producen más agresiones neonazis". Por todo ello, tildó la reunión con Mestre de "satisfactoria".

Asimismo, señaló que en septiembre se estudiará si las actuaciones, manifestaciones o concentraciones de grupos de extrema derecha se encuentran en el marco de la legalidad "o atentan contra los principios de la propia democracia".

"Hasta ahora estos temas se han abordado de manera efímera, y se hablaba sólo en el momento que pasaban para luego caer en el olvido. Ahora habrá reuniones específicas para abordar este problema", manifestó el presidente de Movimiento contra la Intolerancia.

Por último, indicó a Europa Press que en la actualidad se vive un momento de mucha actividad entre las bandas neonazis "ya que aprovechan la crisis económicas para que se aumenta la xenofobia y espiral de violencia, que es superior a la que había hace cuatro años".