Elvira Rodríguez apuesta por la solidaridad territorial como garantía de riqueza de todas las regiones

Actualizado 07/09/2008 15:56:10 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, apostó hoy por la solidaridad territorial como garantía de riqueza de todas las regiones y reivindicó el papel de las más prósperas con aquéllas que son económica y financieramente más desfavorecidas.

Rodríguez, que participó esta semana en la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Regionales de Europa (CALRE) celebrado en Horta (Portugal), indicó que el progreso de las comunidades menos desarrolladas contribuye no sólo a la mejora de la calidad de vida de sus habitantes, sino que, si las cosas se hacen correctamente, puede garantizar un mayor crecimiento de las regiones más ricas.

Durante la reunión del grupo de trabajo sobre Federalismo Fiscal, la presidenta de la Asamblea de Madrid defendió que "no se trata de una cuestión de caridad, sino de la solidaridad que establece la Constitución". "Además, la realidad es que cuanto más prósperas sean todas las regiones, más posibilidad de crecimiento para aquellas económicamente más desarrolladas", apostilló.

Elvira Rodríguez recordó que la balanza fiscal de Madrid es una de las más negativas en términos de PIB, "lo que no ha sido óbice para que la Comunidad haya sido la que más ha crecido en los últimos años", añadió. "Y ello a pesar de que la financiación que se recibe no ha contemplado un incremento de la población de en torno al millón de habitantes", indicó.

Dado que Madrid es una de las comunidades más solidarias, la presidenta de la Asamblea solicitó su inclusión como ejemplo en un documento sobre federalismo fiscal que prepara el grupo de trabajo y en el que también se cita a las Islas Baleares, Cataluña y la Comunidad Valenciana como autonomías con balanzas fiscales negativas en términos de PIB.

Tras la reunión del grupo de trabajo de Federalismo Fiscal, se celebró el Comité Permanente de la CALRE, que tuvo como uno de sus objetivos la discusión de la declaración que los 74 presidentes de las asambleas legislativas europeas aprobarán en el plenario que se celebrará en el País Vasco el próximo mes de noviembre.

La declaración expondrá la posición de los parlamentos en relación a las competencias que el Tratado de Lisboa atribuye a las asambleas legislativas, en especial en lo que se refiere a la implementación del principio de subsidiariedad, que aboga por la resolución de las demandas y necesidades de los ciudadanos desde las instancias más cercanas.

La CALRE integra a los parlamentos regionales de la Unión Europea que poseen competencias legislativas. En total, representan a más de doscientos millones de habitantes de España, Italia, Alemania, Austria, Finlandia, Portugal, Bélgica y Reino Unido.

Esta organización de parlamentos regionales trabaja para prevenir el déficit democrático, preservar el principio de subsidiariedad, estimular la organización del control de los asuntos europeos en comisiones en cada cámara y el fomento de la información entre los miembros de la CALRE, pero también con los parlamentos nacionales y europeo.

Las reuniones de Horta han contado con la participación, entre otros, de la presidenta de la CALRE y del Parlamento Vasco, Izaskun Bilbao; el presidente del Parlamento de Azores, Fernando Manuel Machado; el presidente del Parlamento de Baden-Wurtemberg, Peter Straub; la presidenta del Consejo de Emilia Romagna, Monica Donini; el presidente del Parlamento de Cataluña, Ernest Benach; y el presidente del Consejo Regional de Venecia, Mario Finozzi.