Figar considera que el "gratis total" en las escuelas infantiles públicas hace que no se valore el servicio

Actualizado 04/09/2008 19:32:03 CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación, Lucía Figar, aseguró hoy que la cuota cero o el "gratis total" en las guarderías públicas madrileñas hace que muchos padres no valoren, respeten o utilicen el servicio "como es debido" al no llevar a sus hijos al centro "la mayoría de los días".

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Figar aseveró que la Comunidad de Madrid cobrará 45 euros por este servicio en un tramo educativo que, según recordó, "no es obligatorio ni gratuito". No obstante, apuntó que las tarifas que se aplican en la región son "muy sociales, de las más beneficios y bajas de España".

En este sentido, aclaró que el coste anual de una plaza en una escuela infantil pública es de 5.170 euros, y especificó que las familias madrileñas de rentas más bajas pagan 45 euros el mes, lo que significa el 9 por ciento del total.

"Es una subvención enorme por parte de la Comunidad de Madrid", dijo la consejera, quien señaló que en las casas de niños que solo tienen horario de 9.00 a 13.00 horas "ya se venía cobrando desde hace años 30 euros al mes". "Parece lógico que la cuota mínima se fije en 45 euros (en las escuelas infantiles públicas)", agregó.

También indicó que las familias madrileñas pagan de media 82 euros por este servicio, frente a los 103 de Andalucía, los 135 del País Vasco o los 180 de Navarra. "Hemos hecho una reestructuración de tarifas que creemos la más adecuada y queremos que se valore, se respete y se utilice el servicio", sentenció.

Al ser preguntada por el Decreto de Requisitos Mínimos en las escuelas infantiles de la región - que supone aumentar el número de alumnos por aula-- la consejera reiteró que los ratios acordados por la Comunidad de Madrid se equiparan a los que ya están vigentes en 14 de 17 comunidades autónomas, así como a los que establece el Ministerio de Educación.

Estos ratios, según Figar, supone dejar las aulas de bebés en 8 alumnos, incluir un alumno más en las de niños de uno a dos años e incrementar en 4 el número de escolares en el tramo de dos a tres años de edad.

"Estos ratios los fija el Ministerio de Educación para otorgar financiación a las comunidades autónomas para la puesta en marcha de guarderías o escuelas infantiles públicas de acuerdo con los fondos del Gobierno", indicó, al tiempo que reclamó al presidente del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, estas subvenciones.