Actualizado 09/02/2011 12:39 CET

Gallardón argumenta que no se pueden aplicar "medicas radicales" en el tráfico porque se perderían empleos

Boina de contaminación sobre la ciudad de Madrid
EP/ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha argumentado que no se pueden aplicar "medidas radicales" en el tráfico con el fin de reducir los índices de contaminación porque, de ese modo, se perderían puestos de trabajo.

"Tenemos muchos, miles de parados en nuestra ciudad y en nuestro país. Es el momento en que el que aquellos que dicen que se apliquen medidas radicales para conseguir que se corten de forma absoluta todos los índices de contaminación deberían pensar en cuántas personas perderían mañana su puesto de trabajo" de llevar a cabo ese tipo de iniciativas, esgrimió el primer edil en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press.

Asimismo, y a pesar de las críticas recibidas en las últimas semanas, el 'popular' ha aseverado que el Ayuntamiento cumple la normativa europea, un objetivo que únicamente consigue la capital y Barcelona, como ha añadido. También es cierto que la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, indicó que el único parámetro que no se cumple es el dióxido de nitrógeno, un extremo confirmado por el alcalde.

"Avancemos, por supuesto que sí, pero no es el momento de dejar a nadie en su casa perdiendo su puesto de trabajo como consecuencia de disminuir una actividad económica", ha insistido el alcalde.

Por otro lado, Ruiz-Gallardón ha remarcado que "no hay ninguna ciudad en Europa que haya hecho más apuesta por el transporte público como la que ha hecho la ciudad de Madrid" y todo ello con el objetivo de reducir la contaminación. Gallardón ha hecho un repaso por las ampliaciones de Metro, por la apuesta por las zonas peatonales y por el soterramiento de la M-30, sin dejarse en el tintero el polémico Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).

"Con los índices de contaminación que tenemos, que son los que habitualmente teníamos hace 10 años y a nadie le alarmaba, podemos decir que somos la ciudad que más ha mejorado su medio ambiente en la última década", ha sostenido el primer edil.

Por último, el alcalde ha asegurado que en Madrid se respira "aire limpio", el "mejor" de los últimos diez años pero que el objetivo es mejorarlo. Para eso ha recordado que el Ayuntamiento impulsa medidas como la bonificación para los vehículos menos contaminantes.

En cuanto a la recomendación lanzada a los conductores para que no cojan el coche y utilicen el transporte público, el alcalde ha defendido que este consejo es permanente, independientemente de que la capital tuviera "el aire más limpio del mundo".

"Siempre que se puede utilizar el transporte público no hay que utilizar el privado, pero no sólo por la contaminación atmosférica, sino también por la acústica y por un modelo de convivencia por el que nosotros apostamos", ha concretado.

Además, el alcalde ha asegurado que él sí ha seguido las recomendaciones municipales de no utilizar el coche privado para recordar, a renglón seguido, que es el único alcalde de España que cuenta con un eléctrico como coche oficial.

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  3. 3

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  4. 4

    Dimite el JEMAD tras su polémica vacunación, aunque defiende que siguió el protocolo y no recurrió a "privilegios"

  5. 5

    La familia Rivera despide, por última vez, a José Rivera 'Riverita'