Más de 1.000 trabajadores sociales serán formados durante este año para "mejorar la calidad del trabajo que desempeñan"

Actualizado 07/09/2008 16:25:02 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 1.000 trabajadores de los servicios sociales madrileños serán formados durante este año a través del Centro Regional de Formación e Investigación en servicios Sociales Beatriz Galindo, cuya labor consiste en mejorar, a través de la formación, "la calidad del trabajo que desempeñan estos profesionales".

Según informó hoy la Comunidad de Madrid, a partir del próximo día 10, el centro Beatriz Galindo retomará su actividad tras la pausa estival y lo hará con un seminario sobre formación en "puntos de encuentro familiar" destinado a psicólogos, trabajadores sociales y educadores, así como a aquellos profesionales con puestos de responsabilidad en los centros de menores.

En 2008, la Consejería destinará un presupuesto de 79.000 euros para financiar un total de 47 seminarios formativos, con 1.400 horas lectivas globales, sobre diferentes asuntos relacionados con los asuntos sociales de la Comunidad de Madrid. Durante el primer semestre del año se impartieron 36 cursos a un total de 756 alumnos.

El Centro Regional de Formación e Investigación en Servicios Sociales Beatriz Galindo se concibe, desde su creación, "como punto de encuentro y reflexión entre los distintos implicados en el ámbito de los servicios sociales". Así, el centro lleva a cabo distintos tipos de actuaciones, como formación, investigación, documentación y publicación.

La evaluación de los cursos realizados el año pasado alcanzan un promedio de 7'90, obteniendo el curso más valorado una puntuación de 9'04 y el menos valorado 5'88. La actividad formativa dirigida a los profesionales del Sistema de Servicios Sociales ha crecido sustancialmente en el último ejercicio respecto a años anteriores.

En 2006 se realizaron 14 cursos, se impartieron 429 horas y se llegó a 300 asistentes, cifras que aumentaron considerablemente en 2007, cuando se impartieron 1.012 horas distribuidas en 43 cursos y a los que asistieron 857 usuarios. Esto supone un crecimiento de más del 207 por ciento en número de cursos, un 135 por ciento en número de horas impartidas y un 185 por ciento en número de asistentes.

Esta iniciativa permitirá que el número de horas lectivas se incremente hasta las 1.400 (un 226 por ciento más que en 2006) y que el número de alumnos supere ampliamente el millar (un 233 por ciento más que hace dos años).