28 de marzo de 2020
 
Publicado 18/02/2020 12:03:15CET

El PSOE espeta al PP que deje de "jugar al monopoly" y que en Prado 30 sólo hay "un venirse arriba del alcalde"

Mar Espinar, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid
Mar Espinar, concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid - PSOE MADRID

Defiende que Centro tiene "necesidades más perentorias" y que ya existe la Casa Sefarad en Madrid y el Museo Judío de Toledo

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La portavoz socialista de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, ha espetado al PP que deje de "jugar al monopoly" con la ciudad y que en Prado 30, anterior sede de La Ingobernable, sólo hay "un venirse arriba del alcalde".

La secretaria general técnica de Cultura, Carmen González Fernández, ha aclarado que aún no hay un acuerdo para la cesión de Prado 30, el inmueble que fue sede del espacio autogestionado La Ingobernable, que lo único presentado ha sido una memoria de 45 páginas, sin plan museológico ni informe de viabilidad económica.

González ha detallado en la comisión del ramo que no hay acuerdo alguno y lo que se ha conocido hasta el momento es un anuncio realizado el 6 de febrero tras una Junta de Gobierno por parte del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, "de lo que quiere hacer" en un "ejercicio de transparencia".

CANTANDO POR ROCÍO JURADO

"Toman una decisión por un informe de 45 páginas y un venirse arriba de un alcalde. Yo cuando me vengo arriba canto por Rocío Jurado pero no regalo cosas", ha ironizado la concejala, que ha cargado contra el "nepotismo bizarro" del PP, aunque también ha tenido críticas para la gestión de Más Madrid al frente de la Alcaldía con respecto a Prado 30 por su "pose pseudoprogre y buenista" ya que no entendieron que "la aplicación de la ley es de todo menos hippy".

"No se es menos de izquierda por aplicar la ley", ha lanzado a Más Madrid, grupo a quien cree que "les faltó fidelidad a modelo de convivencia".

Espinar ha asegurado que ella estaba dispuesta a aplaudir a Almeida por su anuncio inicial de que en Prado 30 iría una biblioteca y un centro de salud una vez desalojada La Ingobernable pero, "en el último minuto", sorprendieron con "la cesión por 50 años a una fundación de amigos, sin tener en cuenta al resto de fuerzas políticas y a los vecinos" dentro de "un tic de la derecha clásica".

La socialista tiene claro que este museo "no es lo que necesita" el distrito Centro, que tiene "necesidades más perentorias", y más si se tiene en cuenta que ya existe la Casa Sefarad en Madrid y el Museo Judío de Toledo. También ha criticado que, "salvo Almeida y Alberto Ruiz-Gallardón (vicepresidente de la fundación a ceder el espacio) nadie conoce los términos de la cesión".

Además ha puesto sobre la mesa los 30 millones de euros que podrían ser a la larga de dinero público en inversiones, "más de lo que iba a gastar Ana Botella con su amigo Ambasz", si el canon se empieza a cobrar pero sólo cuando se recupere la inversión inicial. Espinar ha cargado contra este "regalo" a la Fundación Hispanojudía y le ha preguntado a la concejala de Cs Sofía Miranda "si le ha valido la pena" este viaje.

Mar Espinar, por último, ha recordado que el de Prado 30 es "un edificio protegido, que no pueden tirar" y ha criticado el modelo urbanístico del PP, que convierte "el centro de la ciudad en inhabitable, un circo de consumismo".

Para leer más