PSOE sigue apostando por convertir el Paseo de Extremadura en vía urbana pero lo hubiera hecho "de forma diferente"

Publicado 26/02/2019 11:17:10CET

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El edil socialista portavoz en materia de Medio Ambiente y Movilidad, Chema Dávila, quien llevó al Pleno de Cibeles la propuesta para convertir el Paseo de Extremadura en vía urbana, ha afirmado este martes, jornada en la que comienzan a funcionar los semáforos en este tramo, que continúan apostando por ello, pero lo hubiera hecho "de forma diferente".

El PSOE promovió una proposición en mayo de 2016 para que la A-5 se transformara en vía urbana, con la reducción de velocidad a 50 km/h y la instalación de semáforos, iniciativa que apoyó en su momento Ahora Madrid, que rechazó el PP y ante la que se abstuvo Cs.

Sin embargo, el pasado noviembre, tras las quejas al proyecto del secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, Dávila defendió una proposición en la que pidió "un alto en el camino" al Gobierno municipal mediante diálogo con todas las administraciones en torno a la A-5 y a la Comunidad una mesa, con presencia de los municipios del sur y oeste.

A este respecto, la portavoz de la formación, Purificación Causapié, ha criticado que este equipo de Gobierno "ha sido incapaz de dialogar con otros ayuntamientos, con la Comunidad, a fin de facilitar la conversión en vía urbana de forma razonable". "Siempre hemos defendido la salud y el bienestar de los ciudadanos que viven en una zona altamente contaminada", ha remachado.

Por ello, Causapié ha hecho mención a la necesidad de haber puesto en marcha este proyecto "de manera adecuada y con el diálogo necesario para una propuesta positiva". "Lo que hay que hacer es dialogar, y por eso lo pedimos a este equipo de Gobierno. Yo misma me ofrecí pero el Gobierno no lo ha hecho", ha expresado.

Dávila ha reiterado que "la instalación de semáforos era lo último" y que antes se tenía que haber adecuado la calle. "Seguimos defendiendo esa medida pero la hubiéramos hecho de forma diferente", ha apostillado.

Sobre las quejas de los alcaldes de municipios del sur y oeste, Dávila ha apuntado que "no conocen el proyecto" y ha afirmado que los vecinos "viven en condiciones insalubres". "Si la alcaldesa de Móstoles está en una situación similar defendería a sus vecinos como no podría ser de otra manera", ha apuntado.

Por su parte, Causapié ha indicado que "entiende" que la alcaldesa de Móstoles atiende a una demanda "legítima de los ciudadanos". "Cuando puede haber intereses confrontados hay que dialogar, para eso estamos las instituciones, y para eso pedimos dialogar". "Yo misma me ofrecí para buscar ese diálogo, y el equipo de Gobierno no ha respondido", ha lamentado.

Contador

Para leer más