Un total de 12.884 estudiantes extranjeros residen en Madrid, situándola en la región española con más alumnos foráneos

Actualizado 07/09/2008 16:51:10 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un total de 12.884 estudiantes extranjeros residen en la Comunidad de Madrid, lo que la sitúa en la región española donde vive una mayor cantidad de alumnos foráneos, por encima de Cataluña, a quien supera este trimestre en 300 estudiantes.

En cuanto a los estudiantes extranjeros en toda España con autorización de estancia, la cifra alcanzó en el segundo trimestre del año las 43.433 personas, lo que supone un 1,3 por ciento más que en los primeros tres meses del año y un crecimiento anual del 8,2 por ciento acumulado de 2008.

Un 64,6 por ciento de estos estudiantes son iberoamericanos, principalmente de México (6.073), Colombia (5.109) y Brasil (3.734); mientras que el 13 por ciento de las autorizaciones se concedieron a africanos (especialmente marroquíes, con 3.467) y el 12 por ciento fue para asiáticos (2.233 estudiantes son chinos).

Por otra parte, el 58 por ciento de los 2,1 millones de extranjeros no procedentes de la Unión Europea que viven en España tiene un permiso de residencia temporal, y de ellos, más de 400.000 no tienen derecho a trabajar.

Además, 850.692 (20,4%) trabajan por cuenta ajena y poco más de doce mil (0,29%) lo hacen por cuenta propia, según datos oficiales a 30 de junio de 2008 a los que ha tenido acceso Europa Press. Estas cifras reflejan que el 21,5 por ciento de los inmigrantes (899.759) cuenta con autorización de trabajo y estancia permanente.

En total, la colonia extranjera en España asciende a 4.169.086 personas, un 0,57 por ciento menos que en el primer trimestre de este año y un 17,9 por ciento más que en el mismo periodo de 2007. De ellos, el 48 por ciento está sujeto al Régimen comunitario y por ello tienen los mismos derechos que los nacidos en España. La excepción son los rumanos y los búlgaros, clasificados en el mismo régimen pero con una moratoria de trabajo que vence en enero de 2009.

En cuanto a la procedencia de los inmigrantes, cuatro de cada diez han nacido en algún país de la Unión Europea, mientras que cerca del treinta por ciento son iberoamericanos, un 20,8 por ciento africanos y un 6,11 por ciento tienen origen asiático.

MÁS RUMANOS QUE MARROQUÍES

Ésta es la primera vez que los ciudadanos rumanos superan en número a los marroquíes, colectivo tradicionalmente más amplio en España. En el último año, la cifra de inmigrantes de Rumanía se ha incrementado un 70 por ciento hasta alcanzar los 686.733 habitantes, frente a las 672.864 personas originarias de Marruecos que viven en el país.

El tercer grupo más numeroso es el de los ecuatorianos (388.157), aunque la cifra ha descendido más de dos puntos porcentuales en comparación con el año pasado y ahora son 25.485 residentes menos. Les siguen los colombianos (256.514), con un crecimiento interanual del cuatro por ciento; los británicos (204.724) y los búlgaros, cuya población se ha incrementado un 40,5 por ciento en un año y ya asciende a 138.970 personas.

Destaca asimismo el crecimiento de las colonias china y polaca, con un 19,2 y un 36,6 por ciento más de inmigrantes, respectivamente; mientras que los colectivos que más han descendido son, además de los mencionados ecuatorianos, los colombianos y los originarios de Bolivia. Los argentinos son también menos que en 2007, con una caída del 2,8 por ciento respecto a diciembre del año pasado.

Si bien entre los extranjeros hay más hombres que mujeres, (54,3 frente a 46,6 por ciento), tanto entre los originarios de países europeos no miembros de la UE y en la colonia iberoamericana son mayoritarias las mujeres, con porcentajes del 55 y el 53 respectivamente. En concreto, las mujeres son mayoría entre los dominicanos, colombianos, bolivianos, ecuatorianos, alemanes y peruanos que viven en España.

Como es habitual, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía agrupan al 65,61 por ciento del total de extranjeros en situación legal. Sólo entre Madrid (755.921) y Barcelona (610.323) se reparten a un tercio de los extranjeros.