Un total de 400 niñas colombianas podrán escolarizarse y estudiar en su país a través de un convenio con la Comunidad

Actualizado 07/09/2008 14:00:32 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid va a facilitar la escolarización de 400 niñas en Soacha, un municipio del departamento de Cundinamarca, en Colombia, mediante el convenio que han firmado el consejero de Inmigración y Cooperación, Javier Fernández-Lasquetty, y el representante del Secretariado Social de Soacha, Mauricio Bermúdez Puyana, informó hoy el Ejecutivo autonómico.

El objetivo del proyecto es proporcionar una formación integral a 400 niñas estudiantes de Preescolar, Primaria y Bachillerato, mediante diferentes actuaciones, entre las que destaca la articulación del bachillerato técnico con el Instituto Superior de Ciencias Sociales y Económico Familiares (ICSEF), y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

De esta manera, se ofrecerá la oportunidad a las alumnas de continuar un proceso formativo a nivel tecnológico en gestión hotelera y de servicios. Para ello, el Gobierno regional destina 138.000 euros para el desarrollo de la III fase del programa, que en años anteriores también ha contado con la ayuda de la Comunidad de Madrid. De hecho, en 2007 se otorgaron 130.000 euros.

Con este convenio, el Ejecutivo autonómico contribuye a la disminución de la pobreza a través del incremento de los niveles educativos de niñas entre 4 y 17 años, que necesitan acceder a una educación básica y media, así como a la capacitación, para vincularse al sector laboral. Estas menores forman parte del 17,4 por ciento de la población escolar del municipio de Soacha que están fuera del sistema educativo.

El Plan General de Cooperación al Desarrollo de la Comunidad de Madrid 2005-2008 incluye entre las prioridades sectoriales la educación como área que recibirá una atención preferente dentro de la cooperación madrileña.

El objetivo en este ámbito es mejorar el acceso, la calidad y la equidad de las necesidades básicas de aprendizaje que demandan las personas de países en vía de desarrollo.

Para lograr dicho objetivo, el Gobierno regional apoya el desarrollo de diferentes actuaciones que contribuyen a la formación de jóvenes, la mejora y aumento de la educación básica, la supresión de la discriminación por sexo en la enseñanza, y la mejora de la calidad de los sistemas educativos.