Vecinos exigen que se cumpla la promesa de construir un hospital en los terrenos de la cárcel de Carabachel

Actualizado 04/11/2010 15:29:06 CET

Pondrán la "segunda piedra" del hospital el 14 de noviembre como acto de protesta

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de Carabanchel y Latina reclaman a la Comunidad de Madrid que cumpla la promesa de construir un hospital en los terrenos de la cárcel de Carabanchel, como estaba previsto, y critican que el convenio firmado con el Ministerio del Interior para el uso civil del Hospital Gómez Ulla es el mismo que se firmó hace unos años y que la población beneficiada es "menos de la mitad de la que atendería el hospital de Carabanchel

"Tras más de quince años de movilizaciones vecinales diversas, en las que destacó un referéndum con participación de más de 30.000 vecinas y vecinos de la zona, la presidenta de la Comunidad de Madrid prometió, en 2007, la construcción de un hospital en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel", ha señalado la Coordinadora de asociaciones de vecinos de Latina, Carabanchel Alto y Parque Eugenia de Montijo, que dice que esta promesa estaba incluida en el programa electoral con el que el PP ganó las elecciones autonómicas en 2007.

Los vecinos indican que en 2004, el ex ministro de Defensa José Bono y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, firmaron un convenio para el uso civil de 500 camas del Hospital Militar Gómez Ulla y que el 13 de abril de 2007 la Consejería de Sanidad y el Ministerio de Defensa firmaron de nuevo convenio de colaboración, por el cual se adscribe a una población de 110.000 habitantes al Hospital Gómez Ulla.

Asimismo, señalan que ese mismo mes el ex consejero de Sanidad Manual Lamela envió cartas a los vecinos en las que reiteraba el compromiso de seguir con las actuaciones para crear el nuevo hospital, y afirman que posteriormente, llegó el acuerdo entre Aguirre y la ministra de Defensa, Carme Chacón, de este año.

"Los vecinos, en asambleas realizadas, han mostrado su indignación por este cambio caprichoso e injustificado, que significa el incumplimiento de una promesa tantas veces anunciada y han decidido realizar nuevas movilizaciones hasta conseguir la construcción del hospital prometido", ha afirmado la coordinadora.

Así, ha anunciado que enviarán miles de escritos a Aguirre con sus reclamaciones y que llevarán a cabo nuevas acciones en la calle para lograr su objetivo, la primera el domingo 14 de noviembre con la colocación de "la segunda piedra" del hospital.

Además, las asociaciones vecinales de la zona han presentado una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos por abandono de fichas personales, de internos y trabajadores, tras el cierre del antiguo centro de menores Los Rosales.