Economía/Motor.- Unos 1.400 conductores están en prisión por delitos contra la seguridad vial

Actualizado 07/07/2008 20:36:35 CET

La Fiscalía comenzará "pronto" a decomisar el coche a los automovilistas reincidentes

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Unos 1.400 conductores están actualmente en prisión, en régimen preventivo o por sentencia firme, por delitos cometidos en las carreteras, según informaron a Europa Press fuentes de la Fiscalía de Seguridad Vial.

Entre los arrestados, la mayoría de ellos entró en la cárcel tras la entrada en vigor, el pasado 2 de diciembre, de la reforma penal que castiga con penas de prisión a los conductores temerarios. La Fiscalía puso en marcha esta medida porque consideraba que la respuesta penal contra la "violencia vial" era hasta entonces "desproporcionadamente baja".

Estas mismas fuentes explican que gran parte de los condenados más leves, aquellos cuya condena no implica entrar en la cárcel, "no está cumpliendo los trabajos en beneficio de la comunidad porque no hay suficientes plazas".

De hecho, la Fiscalía calcula que sólo el 20 por ciento de los reos está realizando las labores sociales que el juez le ha impuesto, aunque esta cifra "varía en función de la comunidad autónoma", como puede ser el caso de Cataluña, "donde el sistema funciona razonablemente bien".

Ante este "importante atasco", las mismas fuentes alertan de que si las administraciones competentes no toman las medidas necesarias, "las penas empezarán a prescribir", algo que ocurre al año de haberse dictado la sentencia.

SE IMPLANTARÁ EL 'ALCOLOCK' EN ESPAÑA

Estos medios señalan, por otra parte, que la Fiscalía de Seguridad Vial está estudiando la posibilidad de obligar a aquellos conductores que de forma reincidente superan las tasas de alcohol "a que instalen en su vehículos el 'alcolock'", un sistema que impide a los conductores borrachos arrancar el coche.

Además, no cierran la puerta a que, "como en otros países", este dispositivo se instale en todos los vehículos. "Se impondrá porque es un sistema que está funcionando bien en todos los países en los que se ha implantado", agregan.

En esta misma línea, el Ministerio Fiscal pondrá en marcha "pronto", previsiblemente en el mes de septiembre, la medida que permite a los fiscales decomisar el coche a los conductores reincidentes. Así, se está trabajando en un documento en el que se recogen los supuestos en los que se solicitará la retirada del coche, que será para casos "sangrantes", como aquellos en los que "repetidamente" se excedan los límites de alcohol permitidos.

En cuanto a los controles de droga, actualmente parados, la Fiscalía trabaja para que "implantarlos sea más fácil y barato", ya que a día de hoy es un operativo "muy complejo" de poner en marcha. Si todo sigue su curso, los controles de droga estarán implantados por toda España en un año.