26 de febrero de 2020
 
Actualizado 18/06/2008 20:38:05 CET

Economía/Motor.- Porsche facturó 6.020 millones en los 10 primeros meses de su año fiscal, un 0,7% más

STTUTGART (ALEMAMIA), 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fabricante alemán de automóviles Porsche registró una facturación de 6.020 millones de euros durante los diez primeros meses de su año fiscal (del 1 de agosto de 2007 al 31 de mayo de 2008), lo que representa un incremento del 0,7% en comparación con las cifras del mismo periodo del año fiscal precedente, informó hoy la empresa.

La firma explicó que este ligero incremento de su cifra de negocio se ha producido principalmente por el aumento de las entregas de su modelo todoterreno Cayenne, del que la firma alemana comercializó 37.258 unidades en este periodo, lo que supone un aumento del 46,5% frente a los datos de 2007.

Las ventas de la multinacional que preside Wendelin Wiedeking se situaron en 82.025 unidades, lo que se traduce en una progresión del 3,1%, propiciada principalmente por las entregas del modelo Cayenne, mientras que las del 911 cayeron un 14,9% en los diez primeros meses del año fiscal, hasta 26.614 unidades y las del Boxster y Cayman se redujeron un 20,4%, hasta 18.149 unidades.

Por regiones, las ventas de Porsche alcanzaron 10.448 unidades en Alemania, un 5,3% menos, mientras que en Norteamérica crecieron un 2,1%, hasta 28.267 unidades, y en el resto del mundo se situaron en 43.310 unidades, un 6,1% más.

La producción de la compañía germana creció un 4% entre agosto de 2007 y mayo de 2008, hasta 87.164 unidades. La empresa fabricó 27.665 unidades del 911 en este periodo, un 14,8% menos, así como 19.610 unidades de los modelos Boxster y Cayman, un 16% y 39.886 unidades del Cayenne, un 42,5% más.

Asimismo, la multinacional explicó que su plantilla de trabajadores se incrementó en los diez primeros meses del año fiscal en un 4,7%, hasta situarse en 12.116 personas, en comparación con los 11.571 trabajadores del mismo periodo de 2007.

Para el cierre del ejercicio fiscal 2007/2008 la firma prevé mejorar sus resultados de facturación y de ventas en comparación con el año anterior, gracias al empuje que ejercerán sus nuevos modelos Cayenne GTS, 911 Turbo Cabriolet y 911 GT2 y por la buena evolución de ventas en nuevos mercados como Rusia, China y Oriente Medio.