Actualizado 08/02/2007 13:29 CET

Economía/Motor.- Renault insta a sus plantas españolas a seguir trabajando para ser competitivas

PARIS, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director financiero del grupo Renault, Thierry Moulonguet, instó hoy a las plantas de la firma del rombo en España a seguir trabajando para ser competitivas, al tiempo que destacó la importancia del mercado automovilístico español para la compañía.

Moulonguet, que realizó estas declaraciones tras la presentación de los resultados del grupo, indicó que España "siempre ha sido un mercado muy importante" para la compañía, aunque resaltó que para seguir siéndolo necesita mantener la competitividad. "España seguirá siendo uno de nuestros mercados más importantes, pero tiene que seguir siendo competitivo", enfatizó.

Al mismo tiempo, el máximo responsable de la división financiera de la empresa resaltó que en España Renault cuenta con plantas de producción "importantes" como la de Valladolid, la de Palencia y la de Sevilla que, en su opinión, "están haciendo grandes esfuerzos para seguir siendo competitivas". "La plantilla de Valladolid lo está haciendo muy bien, pero tienen que seguir trabajando para ser competitivos", apuntó.

En cuanto a los resultados de la marca en el mercado español durante el pasado ejercicio, Moulonguet indicó que éstos "no fueron tan buenos" como los de 2005, por lo que destacó que la intención de la marca de rombo es volver a la senda de otros años.

MEJORAR LAS VENTAS.

Por otro lado, Moulonguet dijo que Renault tiene la intención de mejorar sus volúmenes de ventas durante 2007, especialmente en la segunda mitad de ejercicio, gracias al lanzamiento de nuevos modelos como el Twingo, que será presentado en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, y el Laguna, que llegará al mercado en el tercer trimestre del año.

El director Financiero de la compañía resaltó que los resultados de 2006 son consecuencia del Contrato 2009 que está implementando su empresa, destinado a mejorar el interior de la compañía, a través de la mejora de la calidad de sus productos y del servicio, así como de la rentabilidad en sus ventas y de asegurar un crecimiento a largo plazo.

Por otro lado, explicó que la compañía automotriz redujo un 4,1% sus compras y un 2,9% sus gastos en logística durante el pasado ejercicio, a causa de la reducción de volumen de producto comercializado en todo el mundo, donde Renault redujo un 4% las ventas de coches de todas sus marcas en 2006, hasta 2,43 millones de unidades.

Sin embargo, Moulonguet mostró su confianza en que durante este año, en especial en el segundo trimestre, su compañía aumentará su volumen de producto, gracias al lanzamiento de los nuevos Twingo y Laguna, mientras que en 2008, la firma de rombo espera presentar un nuevo modelo por mes hasta finales de año.

IMPACTO DE LAS NORMAS SOBRE EMISIONES.

En otro sentido, el director Financiero de la marca no valoró el efecto que tendrá sobre el coste final del vehículo la propuesta de la Comisión Europea, en la que se establece para 2012 una limitación de las emisiones de los vehículos a 120 gramos por kilómetro recorrido.

No obstante, Moulonguet apuntó que la adaptación a la normativa Euro 4 ha supuesto un sobrecoste de 360 millones de euros para su empresa, es decir, cerca de 550 euros por unidad comercializada, aunque éste aumento no ha repercutido sobre el precio final de venta al cliente.