Actualizado 17/12/2013 20:43:44 +00:00 CET

La piscina de Beniel es la primera en la Región con sistema de biomasa y placas solares, que ahorra un 40%

MURCIA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La piscina municipal de Beniel es la primera instalación sostenible en la Región de Murcia con sistema mixto con caldera de biomasa y placas solares, lo que ha supuesto un ahorro del 40 por ciento para las arcas municipales.

   De esta forma, el uso de biomasa, que se produce con cáscaras de almendras y huesos de melocotón, ha permitido que el gasto para el usuario haya bajado un 40 por ciento respecto al uso anterior de gasoil para calentar el agua.

   La última factura del año pasado antes de la instalación de esta caldera fue de 90.000 euros; mientras que en la actualidad, gracias a este sistema, solo cuesta 4.000 euros cada nueve meses, porque los otros tres meses de más calor con las placas solares es suficiente, han señalado fuentes municipales.

    Por este motivo, los diferentes expertos de diferentes países que han participado en el seminario 'Concepto de Energía Sostenible Local. Proyectos y Planes de Acción' han querido visitar, guiados por el alcalde de la localidad, Roberto García, la piscina e hicieron un recorrido por las calderas y la instalación en general.

   García se ha mostrado orgulloso de que Beniel siga siendo "un ejemplo en progreso y modernidad" y de apoyo al Medio Ambiente "con la apuesta por las energías renovables".

   Para el municipio, según ha indicado su regidor, "es un honor ser pioneros en la región en la utilización de biomasa para producir calor en una instalación de este tipo".

   La iniciativa de incorporar una Empresa de Servicios Energéticos (ESE) para el suministro de energía térmica a la piscina de Beniel fue presentada en el marco del Proyecto Europeo STEP como una buena práctica.

   La Región de Murcia cuenta con proyectos con capacidad de generar más de 3.000 megavatios y disponer de más de 5.000 instalaciones fotovoltaicas y 11 parques productores de energía eólica en su territorio.

   Además, la producción eólica y fotovoltaica supone más del 13 por ciento de la energía que se vierte a la red eléctrica en la Región, lo que permite que el consumo de energías no renovables se reduzca en el equivalente a 80.100 toneladas de petróleo al año.

   El proyecto 'STEP' busca mejorar las políticas regionales y locales sobre energías sostenibles y aprovechar las herramientas financieras presentes en Europa, a través del intercambio de experiencias entre sus socios.

   La Comunidad participa como socio en este proyecto por medio de la Consejería de Industria, Empresa e Innovación y a través del Instituto de Fomento (INFO).