Actualizado 12/03/2008 20:05 CET

(Amp.) Casi el 40% de los emigrantes gallegos inscritos en el CERA votó en generales, casi 9 puntos más que en 2004

El 47,51% de los votos recibidos en Galicia provienen de Argentina y Lugo es la provincia con mayor participación, con el 44,81%

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El 39,66% de los emigrantes gallegos inscritos en el Censo de Residentes Ausentes (CERA) ejerció su derecho al voto en las elecciones del pasado domingo respecto a los comicios de 2004, cuando votó casi el 31% de este colectivo, según los datos cerrados de Correos, que hoy por la mañana realizó la última entrega de sufragios procedentes del exterior en las cuatro juntas electorales provinciales.

Según los datos facilitados a Europa Press, Galicia fue la comunidad que registró una mayor participación de los residentes ausentes en estas elecciones, ya que ejercieron su derecho al voto 128.684 emigrantes gallegos, lo que supone el 31,15% de todos los que lo hicieron en el Estado (413.038). Tras Galicia, los emigrantes andaluces fueron los que más votaron, aunque a mucha distancia de la comunidad gallega, con un total de 45.414 sufragios emitidos.

La provincia de A Coruña, con 46.257 votos, fue la que recibió más sobres del CERA en todo el Estado y registró un índice de participación del 40,31%. No obstante, en proporción fue la circunscripción de Lugo la que registró un mayor porcentaje de participación de los emigrantes en estas generales, ya que ejercieron su derecho al voto 18.855 personas, lo que representa el 44,81% de los inscritos en el CERA.

Por su parte, los emigrantes de la provincia de Ourense fueron los que más se abstuvieron, ya que sólo emitieron su sufragio 25.892 personas, lo que supone una participación del 36,04%. Mientras, la Junta Electoral Provincial de Pontevedra deberá escrutar 37.680 sobres procedentes del exterior, lo que supone que votaron el 39,35% de los residentes en el exterior con derecho a voto.

PAÍSES DE PROCEDENCIA.

Según informaron a Europa Press fuentes de Correos, la mayor parte de los votos de emigrantes recibidos en las juntas provinciales gallegas provienen de Argentina (61.145), país del cual proceden el 47,51% de los sufragios del exterior en Galicia. Esto supone que en este país participaron en las elecciones el 52,60% de las personas inscritas en el CERA.

No obstante, fueron los gallegos residentes en Uruguay los que se movilizaron más en estas generales, de forma que su participación se elevó al 53,28% de las 28.286 personas con derecho a voto, puesto que se recibieron 15.073 sobres de votación de este país del Cono Sur.

Asimismo, Correos también recibió 11.494 sufragios procedentes de Suiza, donde había 29.189 personas inscritas en el CERA; así como 7.561 sobres de votación de Brasil, donde tenían derecho a votar 29.049 personas con derecho a participar en las generales del domingo.

CRECIMIENTO SOSTENIDO.

El CERA ha experimentado un crecimiento constante en los últimos años y a la par también ha ido aumentando la participación de los residentes ausentes en los comicios generales. Así, mientras que en el año 2004 tuvieron derecho a votar 294.920 emigrantes gallegos y lo hizo un 30,96%; en la convocatoria de este año estaban inscritos en el CERA en Galicia un total de 324.388 personas y la participación aumentó un 8,7%.

Las cuatro juntas electorales provinciales iniciaron esta mañana el escrutinio de los votos de los emigrantes, que espera concluir entre la jornada de mañana y la del viernes. Además, el órgano de A Coruña deberá decidir sobre la situación de una mesa electoral de Valdoviño (A Coruña) que quedó sin escrutar el pasado domingo tras detectarse un desfase entre sobres en urna y personas que supuestamente habían ejercido su derecho al voto.

No obstante, los partidos en Galicia dan por descartado que el escrutinio de los sobres llegados del exterior vaya a modificar el reparto de escaños en el Congreso por alguna de las provincias gallegas. Así, en el caso de Pontevedra, el PP necesitaría en torno a 25.000 votos procedentes de emigrantes para arrebatarle al BNG su escaño por esta circunscripción, de forma que todas las fuerzas coinciden en que es "prácticamente imposible".

De hecho, nada cambiará si se repiten entre los emigrantes los resultados de hace cuatro años, cuando el PP logro 52.915 votos, frente a los 30.250 del PSOE y los 3.284 del BNG. Concretamente en Pontevedra, los populares tuvieron 17.327 apoyos, por lo que para lograr el escaño que corresponde hasta el momento a la nacionalista Olaia Fernández Davila tendrían que alcanzar 7.000 más y que el BNG no subiese los 987 sufragios que tuvo.

En el PP también coinciden en que el voto procedente del Censo Electoral de Residentes Ausentes no cambiará el reparto de diputados, aunque consideraron que contribuirá a elevar el porcentaje de voto del PP más allá del 45 por ciento, ya que en las generales de 2004 recibió el apoyo del 58,61% de los emigrantes.