Anguita cree que poner en marcha un proyecto de izquierdas será "muy difícil" y propone un debate desde las bases

Actualizado 23/05/2008 22:34:09 CET

Dice que refundar es "una oportunidad que puede ser la última" y que el "debate esterilizante" de qué hacer con el PSOE "ha agotado a IU

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El ex coordinador general de Izquierda Unida (IU), Julio Anguita, afirmó hoy que todavía "hace falta construir algo a la izquierda en el sentido profundo", si bien reconoció que en la actualidad "poner en marcha un proyecto de izquierdas va a ser muy difícil", ya que en frente estaría "casi todo el mundo", entre los que citó a "poderes fácticos y medios de comunicación".

En una conferencia en un hotel madrileño ante un auditorio repleto por medio millar de entregados simpatizantes, muchos de ellos en pie por falta de asientos, subrayó, en referencia al futuro de IU, que "refundar es dar una oportunidad que puede ser la última", al tiempo que agregó que refundar es "renacer, cambiar, reexaminar conductas y comportamientos, algo que es personal, no delegable en nadie".

Asimismo, destacó que IU no puede ser un "partidín, ni un apéndice de nadie, ni una caja b", sino que es una "organización plural que asume la responsabilidad de construir alternativa". En este punto, apostó por la unidad interna de IU para afrontar el futuro y aseguró que ésta "no se restaura si no hay un debate desde abajo", desde las bases.

"La refundación de IU en este sentido no puede hacerse en un proceso endogámico sólo entre nosotros, que estamos ya mal con muchas heridas y cicatrices. Necesitamos algo que venga de fuera y que nos coloque en orden de combate, de espíritu de renacer y eso es un proceso abierto. Aquí hace falta mucha gente que se fue y está en su casa, otra que cambió de opinión, otra que es nueva", planteó.

A su juicio, la IU refundada debe hacer su refundación "basada en un amplio movimiento que se sienta convocado para una forma diferente de hacer política". Por ello, propuso una "renovación de hasta un cincuenta por ciento de los cargos de IU", no sólo federales, y aprovechó para aclarar que esta renovación "no es un criterio ligado exclusivamente a la edad".

DISPUESTO A DEBATIR

La visita de Anguita a Madrid tenía como objeto presentar el contenido de su manifiesto para la refundación de IU. Este documento, asumido ya por el PCE, confronta con otro elaborado por el sector 'llamazarista' y por otro que cuenta con el apoyo de una tercera vía de dirigentes. Anguita se mostró dispuesto a debatir con las otras posiciones, siempre que sus exposiciones "estén por escrito y con alto nivel de concreción, y que el debate sea en las Asambleas de IU u otros ámbitos colectivos".

Aclaró, además, que su aportación a la refundación de IU es ·explicar y trabajar con este documento, pero nada más", ya que en su opinión "nunca segundas partes fueron buenas". "Mi historia ya pasó, y de esta actividad mía no debe esperarse otra cosa", resaltó.

Sobre estos manifiestos, afirmó que él no puede firmar otros que no sean el suyo, como le han pedido algunos compañeros, porque "aunque haya otros parecidos", el que él firma es el que responde a su "punto de vista", y agregó que "firmar otros es reeditar otra vez el apaño", habitual en la coalición para salir del paso.

En este sentido, apuntó que estos los tres documentos coinciden en plantear la refundación de IU, pero "a partir de ahí no se parecen en nada", por lo que pidió una explicación más detallada a los redactores de las otras propuetas, para poder así propiciar un debate.

Se acordó también del PSOE en su intervención, y aseguró que "el 60 por ciento de las energías consumidas" por IU ha sido siempre con el dilema de con quien pactar y qué hacer con el PSOE. "Ese dilema esterilizante ha agotado las fuerzas de IU y ha creado problemas que en cierta medida han sido resueltos porque cada uno está donde tiene que estar", destacó.

DEMOCRACIA INTERNA EN IU

Acerca de puntos concretos de su propuesta, resaltó que la democracia en IU no debe ser sólo una meta, sino "también un camino", al tiempo que señaló que los censos de militancia tienen que "estar a la disposición de cualquier militante que los demande, porque no pueden ser cosas desconocidas".

"No permitiría a un club de nada si no me permiten saber cuántos estamos afiliados. Los censos deberían estar permanentemente expuestos, el respeto a la legalidad debe ser el más escrupuloso posible. Entre nosotros debe existir eso que se llama Estado de Derecho", subrayó.

Abogó por una federalidad como resultado de un pacto que "obliga a todos" y un "acuerdo que implica una visión global para toda España". En su opinión, los casos que hay de confederalidad en IU "deben ser suavemente conducidos a la federalidad", ya que "un estado federal no puede ser la casa de 'tócame Roque'". Además, planteó que IU tiene que tener el republicanismo "como proyecto de futuro" y trabajar para ello.

Para Anguita, tal y como explica su manifiesto, IU no debe tener una referencia sindical, "sino todas, porque en su seno hay gente de muchos sindicatos, y las relaciones se establecen con los acuerdos programáticos". "Todo esto se lo pido a los que crean que tiene que haber un proyecto de izquierdas. Si no se piensa así, tranquilos, a tomar café y a votar a Zapatero", sentenció.