Un asesor de Obama resalta la necesidad de cooperación entre países y la importancia de la "comunicación con España"

Actualizado 25/11/2008 0:36:21 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fundador y copresidente de la campaña demócrata 'Para el Futuro de América', Roger Hickey, resaltó hoy la necesidad de cooperar entre los diferentes países con el fin de lograr una solución para la crisis económica mundial y apuntó la importancia que en este proceso tiene "la comunicación de Estados Unidos con España".

Durante su intervención en la conferencia 'Obama: el cambio en Estados Unidos', Hickey afirmó que la reciente victoria de Barack Obama en las pasadas elecciones Presidenciales a los Estados Unidos resultará "cicatrizante" para la sociedad estadounidense y para el mundo tras "los dañinos actos" que ha realizado la Administración de George Bush.

Asimismo, Hickey destacó la importancia que tuvo el "voto juvenil" para ganar las elecciones ya que "entraron activamente en el sistema político y consiguieron crear un nuevo movimiento político que culminó con la victoria de Obama". "Los jóvenes americanos fueron los que convencieron a la población adulta de que Obama tenía que ganar", apuntó.

El próximo 20 de enero, Barack Obama jurará como el 44 presidente de los Estados Unidos, algo que para Roger Hickey supondrá "el comienzo de una nueva campaña para cambiar al país" y para "extender por fin la mano al resto del mundo". Por ello, pidió disculpas, en nombre de los demócratas, "por tardar tanto en superar la dominación de los conservadores" aunque recordó que "el trabajo más duro por hacer, está aún empezando".

La conferencia estuvo también presidida por el diplomático y ex-embajador de España en Estados Unidos Carlos Westendorp; el actual diputado socialista y ex-ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar; y por la periodista y escritora Elvira Lindo. Todos coincidieron en señalar el "gran cambio mundial" que va a suponer esta nueva Administración.

Para el ex-embajador español en Estados Unidos, Obama "encarna como nadie la idea, tan esgrimida por los políticos, del cambio". "Será un cambio total, necesario y querido por una enorme cantidad de americanos", destacó Westendorp.

A su juicio, la sociedad europea tiene la "idea simplista" de que la forma de actuar estadounidense consiste en "disparar primero y preguntar después". Un pensamiento que, según afirmó, acabará en esta legislatura ya que "Obama es el hombre que va a dialogar con quien sea con tal de no disparar".

El nuevo presidente llega a la Casa Blanca en una época de grandes dificultades sociales y económicas como "la crisis económica mundial, el problema que hay con Irán, Cuba y con Rusia, y el conflicto entre Israel y Palestina". "Es una agenda dura pero en la que se están poniendo grandes esperanzas y seguro de que si alguien tiene que hacer realidad estas esperanzas, ése es Obama", remarcó Westendorp.

Con respecto a las relaciones entre España y Estados Unidos, Westendorp aseguró que para que se "fragüe una gran amistad" resultará "necesario el sacrificio de ambas partes" con el fin de lograr un buen entendimiento. No obstante, precisó que "no tenía sentido que Bush no recibiera a Zapatero y sí al presidente de Kazajstán".

ÉPOCA DE CAMBIO Y CAMBIO DE ERA

Para López Aguilar la victoria de Obama no es solo es una "época de cambio", sino que también va a suponer "un cambio de era". "Su seña de identidad es la sensibilidad ante la complejidad, ante la diversidad y ante el mestizaje", subrayó.

"El balance global es un cambio espectacular en cuatro áreas como son la política exterior, la seguridad, la economía y las relaciones con España" destacó, al tiempo que pidió a los países europeos "no instalarse en la pereza y prestar su ayuda ya que Obama la necesitará y mucho".

En este sentido, López Aguilar aseguró que el nuevo presidente estadounidense "ha sabido construir el perfil de Comandante en Jefe", algo que "ayudará al mundo" y dará "seriedad" a la "falta de credibilidad que ha tenido la Administración Bush".

Asimismo, López Aguilar comparó el modelo político personalista de Estados Unidos con el de España y afirmó que aunque los americanos tienen "un gran amor a la patria", que muchos españoles envidian, "en España sería inadmisible que un político esgrimiese a su suegra o a su mujer en el podio con el fin de conseguir más votos".

Por último, la escritora Elvira Lindo narró su estancia en Estados Unidos tras las elecciones que dieron la victoria al candidato democrático y afirmó que "los americanos aunque se peleen tienen una gran educación y un gran respeto al partido de la oposición" algo que, remarcó, "no existe en España".

"La campaña electoral ha sido una lección para muchos gobiernos europeos. Su victoria fue emocionante y muy elegante" indicó, al tiempo que consideró que la derecha española "admira con escepticismo a Obama" ya que "en el fondo no están seguros de que pueda suponer tanto cambio".

"Obama es un hombre que está al frente del país más poderoso del mundo en un momento económico tan difícil como el que estamos viviendo, por ello tiene que ser audaz y valiente con lo que se le presente", concluyó.