Publicado 10/12/2021 13:28CET

Belarra apunta que la Ley de Vivienda puede ir "más allá" de lo fijado por el Gobierno en la tramitación en el Congreso

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en la Jornada sobre la Futura Ley de Familia, en el Congreso de los Diputados, a 10 de diciembre de 2021, en Madrid (España).
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en la Jornada sobre la Futura Ley de Familia, en el Congreso de los Diputados, a 10 de diciembre de 2021, en Madrid (España). - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha asegurado que la Ley de Vivienda puede ir "más allá" de lo fijado en el anteproyecto del Gobierno y se ha mostrado partidaria de negociar con grupos parlamentarios de cara a mejorar el texto.

"Yo creo que se puede ir más allá y precisamente la tramitación parlamentaria tiene que servir para mejorar la Ley de Vivienda, y llegar a donde no hemos sido capaces de llegar en el Gobierno. Para eso es la tramitación parlamentaria y esta ministra está disponible para negociar y hablar todo lo posible", ha detallado en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso.

La previsión es que el anteproyecto de Ley, que ya tuvo el visto bueno en octubre tras el acuerdo entre los socios de coalición, vuelva de nuevo al Consejo de Ministros el 21 de diciembre para poder así iniciar su tramitación parlamentaria, según auguran fuentes gubernamentales.

Dicho consenso gestó tras una larga negociación, que duró casi un año, y de forma paralela al pacto entre PSOE y Unidas Podemos sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2022.

MEDIDAS DE LA LEY

El texto del Ejecutivo recoge la regulación del precio del alquiler en zonas de mercado tensionadas, bonificaciones para incentivar que pequeños propietarios bajen las rentas a los inquilinos y medidas para fomentar el parque público de vivienda.

De esta forma, se fija que la declaración de zona tensionada se aplicará en áreas en las que exista "un especial riesgo de oferta insuficiente de vivienda para la población, en condiciones que la hagan asequible para su acceso en el mercado". La decisión dependerá de las administraciones competentes (comunidades y ayuntamientos), basadas en una serie de criterios establecidos en la ley.

Por otro lado, se plantea un plazo máximo de 18 meses, desde la entrada en vigor de la futura ley, para trabajar con las comunidades autónomas y las administraciones implicadas los índices de precios de los alquileres que servirán de referencia a los territorios para aplicar las limitaciones e incentivos que se contemplan.

EL CONGRESO ABORDARÁ EL MARTES LA LEY DE LOS COLECTIVOS

A su vez, el Pleno del Congreso debatirá el próximo martes la ley impulsada por los sindicatos y los colectivos de vivienda, que fue registrada por Unidas Podemos, Esquerra Republicana (ERC), EH-Bildu, Junts, la CUP, Más País-Equo, Compromís, BNG y Nueva Canarias.

La iniciativa, que incluye también la regulación de precios del alquiler, fue presentada en el Congreso el pasado mes de septiembre por los sindicatos CCOO, UGT, el Sindicato de Inquilinos y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), entre otras organizaciones, cuando PSOE y Unidas Podemos aún negociaban la nueva Ley de Vivienda y la regulación de precios del alquiler.

Para leer más