Blanco cree que Pizarro restará votos al PP y acusa a Rajoy de "purgar" a los moderados

Actualizado 21/01/2008 15:06:17 CET

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, se mostró hoy convencido de que la incorporación del ex presidente de Endesa Manuel Pizarro a las listas electorales del PP restará votos a ese partido, al tiempo que acusó al presidente del PP, Mariano Rajoy, de "purgar" a los moderados del PP y meter al partido "en un búnker" con el fichaje de éste y la exclusión del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón,

"Creo que Pizarro en lugar de sumar va a restar al partido Popular, sobre todo en la medida en que se conozca su visión neoconservadora de la política económica", dijo el 'número dos'' de los socialistas en rueda de prensa en Ferraz tras celebrar una reunión con los coordinadores provinciales de la campaña electoral del PSOE. Blanco calificó a Pizarro de miembro de derecha "más radical", "neoconservador" y "empresario favorito de Aznar". "Hace pocos años decía que la mejor política fiscal era la de Pinochet", afirmó Blanco.

"Ahora ya saben los catalanes que lo que Pizarro decía en relación a Endesa respondía a una estrategia política del PP", prosiguió, tachando a Pizarro de "discípulo de lo que los neoconservadoress americanos han puesto en práctica dañando a la economía". Por eso, afirmó que el PSOE está encantado de que el 'fichaje' económico del PP mantenga un debate electoral con el vicepresidente económico, Pedro Solbes y afirmó que Pizarro no ha respondido aún al reto que le planteó éste.

El dirigente socialista incidió en que con sus últimas decisiones Rajoy ha alejado al PP del "centro reformista" que afirmaba representar hace unos años y ha terminado de llevar a cabo una "purga" de los más moderados del partido. Además, subrayó que con su anuncio de que suprimirá la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) si gana las elecciones Rajoy ha hecho su "primera cesión al integrismo". "Y nos tememos que suprimiría más derechos, todos los que le exijan los dueños del búnker en que Rajoy ha metido al partido", agregó.

A su juicio, Rajoy ha hecho del PP un partido "en el que no cabe Gallardón", que está alejado de los ciudadanos y que tiene dos deseos de cara a las elecciones, "que los ciudadanos no vayan a votar" y "que la economía se estropee" y predijo que "esos sombríos deseos se van a transformar en dos nuevas decepciones" porque "los ciudadanos van a ir a votar" y porque la economía seguirá creciendo y permitirá "distribuir y ahorrar".

Contra la estrategia del PP, avanzó Blanco, los socialistas preparan una campaña electoral concentrada en primer lugar, movilizar a los ciudadanos para que una mayoría acuda a las urnas y, en segundo lugar, transmitir un talante positivo. "Queremos que no se imponga el negro pesimismo, que no se impongan el miedo al futuro y la nostalgia del pasado", afirmó.

CAMPAÑA CON NOVEDADES

Blanco no adelantó detalles sobre la organización de la campaña electoral y sólo dijo que "no será una campaña al uso" sino que tendrá "novedades en el fondo y en la forma" y será una campaña "del siglo XXI". Una vez celebrada la reunión con los coordinadores provinciales, Blanco explicó que el partido entra de lleno en la precampaña electoral. Añadió que a lo largo de esta semana presentará sus candidaturas ante las Juntas Electorales Provinciales.

El PSOE, dijo, ha terminado en estos cuatro años "la primera etapa del cambio" y que presentará ante los ciudadanos un proyecto con tres ejes: el el bienestar y el pleno empleo, la modernización de España y las nuevas formas de convivencia. Por ello, pedirán a los votantes "una mayoría más amplia" para "gobernar con más fuerza" y para "poner fin a la crispación y que no se repita la estrategia de obstruccionismo que ha tenido el PP".

De ese modo, Blanco no quiso responder a la petición del líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, que ha reclamado presencia en el Gobierno para dar su apoyo a un gobierno del PSOE si lo necesita tras las elecciones. "Permítanme que yo no le ponga límites a la victoria electoral del PSOE", afirmó.

Respecto a la competencia con el PP, Blanco dejó claro que los socialistas desean que los ciudadanos valoren tanto la labor del Gobierno en la legislatura como la de la oposición "con todo detalle". "Tenemos poco temor a la comparación, estamos deseando que los ciudadanos comparen lo que ha hecho el gobierno y lo que ha hecho la oposición", aseveró.

No obstante, el dirigente socialista señaló que aún no ha terminado de acordar los detalles de los dos debates electorales televisados previstos entre el líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, y el candidato del PP, mariano Rajoy. Sobre la posibilidad de que se celebre un debate en Internet, Blanco señaló que aún no hay nada decidido, pero que cabría la posibilidad de que uno de los debates televisados se retransmitiera también en la red.