Canarias, Cantabria y Murcia han tomado ya la iniciativa de eliminar los aforamientos para sus políticos

Publicado 17/09/2018 14:49:27CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

Tres comunidades han tomado ya la iniciativa de eliminar el aforamiento para sus diputados y miembros de los gobiernos autonómicos y han reformado ya sus estatutos para ello, normas que se encuentran en el Congreso y el Senado para que el cambio sea definitivo: Canarias, Murcia y Cantabria.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes una reforma constitucional para eliminar esta figura, pero la propuesta afectará a diputados y senadores, que son los únicos políticos a los que la Carta Magna les otorga esta prerrogativa.

La regulación de todo lo que afecta a los diputados de las Comunidades corresponde sin embargo a los estatutos de autonomía, que recogen el aforamiento para sus parlamentarios: sus casos los llevan los Tribunales Superiores de Justicia autonómico y no los tribunales ordinarios.

El debate se ha producido ya en bastantes legislativos regionales, y de momento tres de ellos han aprobado eliminar esta figura al lograr el consenso de los partidos políticos. Los estatutos de autonomía tienen que ser aprobados por cada cámara autonómica, pero luego deben ser ratificados también por el Congreso y por el Senado y en ese trámite se encuentran los tres.

LA REFORMA CANARIA, ¿PARA LAS ELECCIONES DE 2019?

La primera que va a eliminar el aforamiento va a ser Canarias. De hecho, el Pleno del Congreso aprobó el pasado jueves la reforma estatutaria y en las próximas semanas lo hará el Senado. Se trata de una reforma amplia del Estatuto de Autonomía que, entre otras muchas novedades, recoge la eliminación del aforamiento.

Si el proceso en las Cortes no se dilata podría entrar en vigor para las próximas elecciones autonómicas de 2019: los candidatos sabrían que en caso de ser investigados por un juzgado, no será ya el Tribunal Superior de Justicia.

También han tomado esta decisión los parlamentos de Cantabria y de Murcia, pero las dos reformas se encuentran atascadas en el Congreso en fase de enmiendas e informe. Cabe sin embargo la posibilidad de que los grupos les den un empujón y puedan estar aprobadas en los próximos meses, a tiempo de que los diputados autonómicos elegidos en 2019 no estén ya aforados.

En el caso cántabro, se trata de una reforma estatutaria aprobada en el parlamento regional en diciembre de 2017 exclusivamente para eliminar esta prerrogativa: se pretende que los miembros del Gobierno y del legislativo de esa Comunidad sean juzgados por jueces ordinarios y no del Tribunal Superior.

Aún antes que Cantabria tomó la iniciativa Murcia, que aprobó esta medida en abril de 2017 en el parlamento de la Región y la remitió al Congreso, donde no ha logrado sin embargo avanzar en la tramitación. De hecho, cuando se produjo el debate en Murcia uno de los afectados por la eliminación del aforamiento podía ser el ex presidente autonómico Pedro Antonio Sánchez, investigado en dos causas judiciales, la Púnica y el 'caso Auditorio'. Sánchez dejó la política unos meses después y dejó, por tanto, de estar aforado.