Casado recrimina a Sánchez su pasividad tras la "humillación" de la justicia belga al rechazar extraditar a Valtonyc

Pablo Casado en un encuentro en 'La Razón'
TWITTER PABLO CASADO
Publicado 17/09/2018 22:06:30CET

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha criticado este lunes la pasividad del Gobierno que dirige Pedro Sánchez tras la "humillación" que ha sufrido la justicia española al rechazar Bélgica la extradición del rapero mallorquín Josep Miguel Arenas, conocido artísticamente como Valtonyc, y se ha preguntado qué sentido tiene la euroorden europea cuando suceden este tipo de hechos.

"Hoy hemos visto como Bélgica se está convirtiendo en una especie de tribunal de tercera instancia para la justicia española. No sé cómo el Gobierno no ha ido inmediatamente a Bruselas o ha llamado a consultas al embajador", ha afirmado en un encuentro informativo organizado por el diario 'La Razón' al que han acudido numerosos dirigentes del PP.

En concreto, la Justicia belga ha rechazado la orden europea de detención y entrega cursada por España contra el rapero mallorquín al considerar que ninguno de los tres delitos por los que le reclama la Justicia española constituyen delito en Bélgica, según los abogados de la defensa.

"NO SALGO DE MI ASOMBRO"

Tras asegurar que el Gobierno debe "restaurar la posición internacional" de España, Casado ha censurado que una "sentencia firme" por enaltecimiento del terrorismo "se pueda derogar". "No salgo de mi asombro", ha exclamado, para recordar que la euroorden está basada en la confianza mutua entre países.

"Dejo la puerta de mi casa abierta y si se me escapan los niños, tú me los devuelves. En el momento en el que a ti no te devuelven a un delincuente, ¿qué sentido tiene la euroorden y la Europa sin fronteras?", se ha preguntado el líder 'popular' .

Finalmente, Casado ha asegurado que el Gobierno está "desaparecido" y ha señalado que esto no pasaba con el PP porque a España "se la respetaba" e iban a defenderla "donde hiciera falta" para que no se "humillara la integridad jurisdiccional" de los jueces españoles.