Publicado 01/12/2020 20:57CET

Casado ve al PP "casi en empate técnico" con PSOE y cree que la suma del centro-derecha se hará por la base, sin siglas

El presidente del PP, Pablo Casado, conversa con  el Premio Nobel Mario Vargas Llosa durante su intervención en el XIII Foro Atlántico En Madrid, a 1 de diciembre de 2020.
El presidente del PP, Pablo Casado, conversa con el Premio Nobel Mario Vargas Llosa durante su intervención en el XIII Foro Atlántico En Madrid, a 1 de diciembre de 2020. - TAREK (PP)

Asegura que el PP es el bombero al que los españoles llaman cuando se quema la cocina pero espera llegar antes de que sea demasiado tarde

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este martes que el PP está recuperando posiciones y que está "ya casi en un empate técnico de media" con el PSOE porque los votantes se están "dando cuenta de que hay una alternativa" al Gobierno que lidera Pedro Sánchez. Además, ha subrayado que la suma del centro-derecha se hará "por la base", y no con las siglas como intentó su formación en las generales del año pasado con la plataforma 'España Suma'.

Así se ha pronunciado durante su participación por vía telemática en el XIII 'Foro Atlántico Iberoamérica y el mundo: desafíos postpandemia', que ha presentado el Premio Nobel y escritor Mario Vargas Llosa, quien ha destacado que Casado está llevando al PP "separado" de Vox y haciendo de él lo que siempre fue, un partido de ideas liberales.

Casado ha echado en cara a la izquierda su "arrogancia" por creer que va a "perpetuarse en el poder", una vez que logre aprobar los Presupuestos. Sin embargo, ha dicho que él no lo cree, máxime teniendo en cuenta la "inestabilidad que supone el propio Gobierno".

El líder del PP ha señalado que en los últimos meses se está produciendo "un cambio" que "se está viendo ya en las encuestas tímidamente", aunque sea "difícil" medirlo en los sondeos cuando no hay elecciones próximas.

"El PP ha recuperado cinco puntos de media y estamos ya casi en un empate técnico de media", ha manifestado, para añadir que hay encuestas que apuntan a que el PP está a dos puntos del PSOE, prácticamente en un empate técnico en función de como se capitalicen los escaños en cada provincia.

"CON UN ESCAÑO MÁS QUE SÁNCHEZ SE REPARTEN LAS CARTAS"

Casado ha criticado que se enfoque todo por bloques y se diga que el PP "no suma contra el PSOE" al unir a Cs y Vox. "Eso es un error. El PP no tiene que sumar, el PP tiene que ganar y con un escaño más que Sánchez se reparten cartas", ha enfatizado.

En este punto, ha señalado que entonces habrá que ver "qué pasa con algunos partidos regionalistas que empiezan a notar que esa España plural, diversa y descentralizada en la que creen se está convirtiendo en una España confederal, desvertebrada en la que no creían".

Además, ha afirmado que el votante del centro-derecha, así como el votante del cetro-izquierda constitucionalista "se está dando cuenta de que hay una alternativa". "Y no es la primera vez que presta su voto a un partido al que habitualmente no vota. Pasó en la mayoría absoluta de Aznar del 2000 y en la mayoría absoluta de Rajoy de 2011, en al que dos millones de exvotantes socialistas prestaron el voto al PP frente a la depresión y la recesión tanto de González como de Rodríguez Zapatero", ha apostillado.

EL PP, "CONECTADO CON LOS DEBATES TRANSVERSALES"

Casado ha señalado que no cree que haya un vector de izquierda o derecha sino de "populismo y liberalismo", "extremismo y moderación", "aislacionismo y liberalismo". A su entender, eso la gente "lo empieza a entender", en un momento en el que el PP está "conectando con los debates transversales en los que los españoles no se etiquetan con un código de barras su ideología".

Ahí ha situado debates que está liderando el PP como la ocupación ilegal de vivienda, el "fruto del trabajo frente a impuestos confiscatorios", la libertad educativa frente a la 'Ley Celaá', la libre elección de médico y hospital, "la seguridad sin complejos", la "unidad nacional" y el "no revisionismo histórico". En su opinión, esos temas conllevan "conceptos transversales" que "podría representar Felipe González y Alfonso Guerra, o Mariano Rajoy y José María Aznar".

Y frente a la España "polarizada" de los extremos, ha asegurado que él no quiere cosechar votos en el centro sino que los votos estén en el centro porque "ahí va a estar la nueva mayoría" que "necesita" el Partido Popular. Además, ha rechazado que el PP esté "por el poder" sino para "mejorar España y hacer un país mejor".

Al ser preguntado en el coloquio si 'España Suma' ha fracasado y ahora hay que reemplazarla por otra, Casado ha señalado que Cs y Vox rechazaron su oferta tanto en las generales de abril como en las de marzo. "Solo tengo dos mejillas. No me queda una tercera", ha enfatizado.

Dicho esto, ha subrayado que si Cs hubiera aceptado su oferta habría logrado 20 escaños más frente a los 10 que al final cosechó en noviembre de año pasado y ambos partidos estarían "ahora gobernando". De la misma manera, ha explicado que pidió a Vox que no se presentara en algunas provincias en las que no tenían posibilidad de sacar escaño para no beneficiar con los restos a PSOE y Podemos, pero el partido de Santiago Abascal desechó la idea.

"No es que reneguemos de una idea que, en última instancia se tiene que lograr por la base, sino que no lo hacemos con las siglas o la estructura de partido de oferta electoral, sino que pensamos que se acabará haciendo por la base", ha afirmado, para añadir que ahora "ya nadie habla de sorpasso" de Cs o de Vox como ocurrió en los comicios de abril y de noviembre.

MARCA DISTANCIAS CON VOX

Casado ha marcado distancias con Vox recalcando que, a diferencia de ese partido, el PP apuesta por la Unión Europea y por el Estado Autonómico. Según ha añadido, se trata de "discrepancias por todos conocidas".

Dicho esto, ha subrayado que "ya nadie duda" de que el PP es la "única alternativa" a Pedro Sánchez, quién "ya no representa al Partido Socialista sino que representa a un partido sanchista" que considera a los "herederos de Batasuna interlocutores homologables" y que cree que ERC y Junts "pueden ir hacia la España plurinacional en la que él cree".

De la misma manera, ha criticado que Sánchez sitúe a Podemos como "un interlocutor más" cuando el partido morado "ha asesorado a Nicolás Maduro, a Hugo Chávez" y "se ha lucrado y ha sido financiado por teocracias como Irán y narcodictaduras como Venezuela".

Es más, ha acusado a Podemos de "reivindicar" el papel del "populismo iberoamericano" y sostener que es "un ejemplo para España". "¿A quién le puede cabe en la cabeza que la Venezuela de miles de torturados, violados y asesinados sea un ejemplo para España?", se ha preguntado.

Casado ha confiado en que los españoles voten al PP "no solo cuando las cosas ya están muy mal". "Pongo el ejemplo de que 'somos siempre los bomberos'. A los bomberos no lo llamas para cenar en tu casa sino cuando se te quema la cocina. Espero que en esta ocasión lleguemos un poco antes de la gran crisis que nos encontramos en las dos ocasiones anteriores porque si no, la recuperación será mucho más difícil", ha concluido.