El CGPJ estudia mañana el recurso de un juez que reclama cuatro semanas libres por permiso de lactancia

Actualizado 24/06/2008 20:03:52 CET

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) estudiará mañana el recurso interpuesto por el juez de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Majadahonda (Madrid), Jesús de Jesús Sánchez, contra la decisión de este órgano del pasado 9 de octubre que le denegó la concesión de un permiso sustitutivo de lactancia por cuatro semanas.

En dicha ocasión, la Comisión Permanente del CGPJ entendió que el permiso está previsto por la normativa general sobre la materia solamente para las 'funcionarias'. El vocal Javier Laorden, ponente del expediente de resolución de este asunto, propone que se estime el recurso y se otorgue el permiso al magistrado.

En su recurso, el juez De Jesús recuerda que la propia normativa para la Función Pública reformó su contenido con respecto a este permiso en la redacción dada por Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Así, la norma señala que "la funcionaria, por lactancia de un hijo menor de doce meses, tendrá derecho a una hora diaria de ausencia del trabajo, que podrá dividir en dos fracciones al inicio y al final de la jornada, o en una hora al inicio al final de la jornada, con la misma finalidad. Este derecho podrá ser ejercido indistintamente por uno u otro de los progenitores en el caso de que ambos trabajen".

SUPERAR LA INTERPRETACIÓN LITERAL.

En un segundo párrafo, se señala que "igualmente, la funcionaria podrá solicitar la sustitución del tiempo de lactancia por un permiso retribuido que acumule en jornadas completas el tiempo correspondiente". En su primera valoración, el CGPJ realizó una interpretación literal de la norma por la que que este permiso sustitutorio sólo podía aplicarse a 'funcionarias' y no a los jueces y magistrados varones.

A juicio del magistrado recurrente, la decisión del CGPJ vulnera el derecho fundamental a la igualdad consagrado en el artículo 14 de la Constitución y la propia Ley de Igualdad. "Supone una discriminación por razón de sexo que no justifica en modo alguno, dado que ninguna razón hay para que si como funcionario puedo reducir mi jornada de conformidad con el párrafo primero, no pueda sin embargo acumular tales reducciones a jornadas completas, derecho que es reconocido por la Comisión Permanente a mis compañeras juezas y magistradas".

El juez concluye que el sexo del solicitante del permiso "resulta de todo punto irrelevante al caso en cuestión, y no justifica un tratamiento diferenciado". Añade que la interpretación "literal" del artículo relativo a permisos por el CGPJ "no tiene en consideración que el espíritu y finalidad de la norma es el de reconocer el derecho al permiso de lactancia a los progenitores, a uno u a otro, tanto en su modalidad de reducción de horario como en la de acumulación de jornadas completas".

La propuesta del vocal Laorden, perteneciente a la denominada "mayoría conservadora" del Consejo, recuerda que el Pleno de este órgano ya se ha pronunciado sobre esta cuestión el pasado 28 de mayo, estimando una reclamación similar de un magistrado que tuvo mellizos y que reclamaba el permiso de paternidad y por lactancia.

En dicha ocasión, el acuerdo del Pleno del CGPJ hizo suyos los razonamientos del recurrente en el sentido de superar la interpretación literal de la norma, al entender que el "ejercicio indistinto del derecho por ambos progenitores está reconocido sin lugar a dudas, por lo que si se incluye una modalidad o forma de ejercicio, sin hacer limitación alguna al derecho, está claro que el titular del mismo puede ejercer las modalidades reguladas en la norma".

Se aludía igualmente a la "realidad social del tiempo que ha de ser aplicada", por entender que "hoy día la lactancia, lejos de consistir en una lactancia natural en la que la madre da de mamar a los hijos, en la mayoría d de los casos se produce lo que se conoce como lactancia artificial", como era el caso de este primer juez reclamante que, al tener mellizos precisaba del uso del biberón, que puede ser dado tanto por la madre como por el padre.