Condenado un hombre a cuatro años de prisión por un delito de agresión sexual en grado de tentativa

Actualizado 04/09/2008 21:07:32 CET

PAMPLONA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha condenado a un hombre, que responde a las iniciales V.M.R.P, a cuatro años de prisión por un delito de agresión sexual agravado por la utilización de arma blanca en grado de tentativa. Además, deberá pagar una multa de 240 euros por una falta de lesiones e indemnizar a la mujer víctima de la agresión con 16.200 euros.

La sentencia señala además que el acusado no podrá residir en Estella, localidad navarra donde ocurrieron los hechos y reside la mujer, o acudir a dicha ciudad, así como aproximarse a la víctima y comunicar con ella durante cinco años.

El juez consideró probado que sobre las 22.30 horas del 23 de septiembre de 2006, cuando la mujer se dirigía a su domicilio, el acusado se acercó a ella por la espalda y portando una navaja en la mano derecha la dirigió hacia el cuello de la mujer agarrándole por el cuello y amenazándola de muerte si no se callaba.

A continuación, la desplazó desde la calle hacia un árbol, donde la tiró al suelo e intentó quitarle la ropa con la navaja en el cuello y abdomen. Fue entonces cuando la mujer gritó al pasar un turismo por el lugar. A continuación, el acusado salió corriendo, mientras que la mujer fue atendida por el conductor del turismo, que la trasladó a dependencias de la Guardia Civil, donde denunció los hechos y después al Hospital García Orcoyen de Estella.

Tras una exploración física realizada en el hospital, se comprobó que la mujer sufría varias erosiones en el cuello, dedos, mandíbula y abdomen.

Con todo, el juez condenó al hombre a cuatro años de prisión, 240 euros de multa y a indemnizar a la mujer con 15.000 euros por secuelas y daño moral y en 1.200 euros por el periodo de curación de las lesiones, es decir un total de 16.200 euros.

Por su parte, el Ministerio Fiscal pedía para el acusado un total de 10 años y medio de cárcel e indemnizar a la víctima con 13.200 euros. La acusación particular solicitaba asimismo 10 años y medio de cárcel, la prohibición de acercarse a la víctima y residir en la misma localidad de Estella por igual periodo y con 16.200 euros de indemnización por las secuelas psicológicas de las diferentes agresiones y por los perjuicios morales causados.

Por último, la defensa del acusado, estimó que los hechos no eran constitutivos de infracción penal alguna, por lo que procedía, a su juicio, la libre absolución.