Actualizado 22/09/2008 18:22 CET

Los críticos de ERC exigen salir del gobierno catalán si no se consigue la financiación del Estatut

Defienden negociar el reconocimiento de la autodeterminación de Cataluña o elecciones anticipadas si el TC recorta el Estatut

BARCELONA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El manifiesto fundacional de Reagrupament Independentista, la nueva corriente de ERC tras unirse los dos sectores críticos, exige a la dirección republicana que salga del gobierno catalán y promueva un referéndum sobre el concierto económico si no se consigue la máxima financiación que contempla el Estatut, y defiende un referéndum sobre autodeterminación de Cataluña si el Tribunal Constitucional (TC) recorta el texto.

"En caso de cerrarse un acuerdo de financiación manifiestamente insuficiente, ERC debería salir del Govern y promover la convocatoria de un referéndum para el concierto económico", advierten los críticos republicanos, en pleno proceso de crecimiento de sus apoyos internos.

Para Reagrupament Independentista, el mal acuerdo de financiación con el que aseguran que "amenaza" España sería aquel que estuviera por debajo de lo establecido por el Estatut: "En ningún caso se puede admitir desde Cataluña ninguna rebaja en materia de financiación. Cualquier acuerdo debe partir del cumplimiento íntegro del Estatut y presentar una hoja de ruta para acabar con el expolio".

La respuesta ante un eventual mal acuerdo de financiación es una de las denominadas 'líneas rojas' que los críticos exigen a la dirección republicana no traspasar en ningún caso para mantenerse en el ejecutivo catalán. De hecho, estas 'líneas rojas' ya se las hizo suyas la dirección republicana tras el convulso congreso de junio y en un gesto de acercamiento a los críticos liderados por el ex conseller Joan Carretero.

Las otras dos 'líneas rojas' restantes, asumidas ya por la dirección, son, en materia lingüística, el blindaje de la inmersión lingüística, la promoción de una nueva ley de política lingüística y el rechazo de la tercera hora de castellano en las escuelas; y acordar una respuesta contundente ante una eventual sentencia del TC adversa al Estatut --previsible, para ERC--.

Los críticos republicanos exigen a la cúpula anunciar que ERC "combatirá este acto antidemocrático hecho desde cualquier institución", ya sea "recortando el contenido" o mediante una "interpretación restrictiva", instando al Parlament a rechazar la sentencia y convocando una consulta --un "pronunciamiento del pueblo de Cataluña"-- para autorizar al Govern a negociar con el Estado el reconocimiento del derecho de autodeterminación.

Por ello, urgen a aprobar la ley catalana de consultas populares. Pero si esta consulta para autorizar al Govern a negociar la autodeterminación catalana no se pudiera realizar, abogan directamente por un avance electoral.

EL GOVERN NO ES EL FIN

Para Reagrupament Independentista, ERC debe responder al "fracaso de la estrategia gradualista" y "replantearse su presencia en el Govern en función de las acciones que haga el propio Govern o sus socios en otras instituciones".

"ERC no se puede aferrar a la definición de 'partido de gobierno' para legitimar su presencia pese a que no se realicen pasos significativos hacia la liberación nacional o, peor, haya pasos atrás", aseveran los críticos.

Tras erigir los casos de Kosovo y Montenegro y el proceso escocés en ejemplos de que "la independencia es posible", opinan que la independencia de Cataluña "es necesaria porque el Estado español y el régimen monárquico vigente son irreformables".

Por ello, los críticos pretenden que la formación centre su acción en conseguir una mayoría parlamentaria que permita proclamar la República Catalana.

Además, abogan por "aparcar la estrategia del patriotismo social" esgrimida por la dirección para buscar la adhesión a ERC "sólo en base a gestionar el autonomismo con políticas de izquierdas". "Hay que tener claro que nuestros rivales son el españolismo y el regionalismo, y no las diferentes visiones y matices del soberanismo catalán", añaden.

Reagrupament Independentista --que debate ahora este manifiesto fundacional que incluye que se disolverán una vez conseguidos sus objetivos--, quiere que ERC combine la "acción política con el activismo social" para ser un "partido militante": "ERC no puede centrar su acción en la actividad institucional a todos los niveles, sino que debe centrar también su proyección en todas las actividades reivindicatiovas y culturales de los Països Catalans".

"CONFLICTO DEMOCRÁTICO" CON EL ESTADO

Los dos sectores críticos de ERC ahora fusionados --Reagrupament.cat y Esquerra Independentista-- reclaman que el partido convierta el "conflicto democrático con el Estado español en el eje central" de la acción en las instituciones estatales.

A la vez, creen que, para que ERC vuelva a formar gobierno, debe situar como "apuesta prioritaria" y condición la consecución de un "acuerdo nacional que esté dispuesto a ejercer el derecho a decidir", además de la defensa del concierto económico.