24 de febrero de 2020
 

La fiscal pide una pena de 30 años de cárcel para Olarra Guridi por asesinar a un funcionario de prisiones

Actualizado 13/04/2007 20:01:04 CET

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La fiscal de la Audiencia Nacional Blanca Rodríguez pidió hoy al tribunal una condena de 30 años de prisión para el ex jefe militar de ETA Juan Antonio Olarra Guridi por el asesinato del funcionario de la cárcel de Martutene (San Sebastián) José Ramón Domínguez, que falleció el 22 de enero de 2003 de dos tiros, uno en la cabeza y otro en el cuello.

En la exposición de sus conclusiones, la representante del Ministerio Público mantuvo su solicitud de prisión de 30 años de cárcel para el histórico dirigente etarra por un delito de asesinato terrorista, al considerar que existe suficiente prueba de cargo que destruye su presunción de inocencia.

La fiscal subrayó durante su informe que Olarra Guridi, que se negó a declarar al no reconocer "la legitimidad del tribunal para juzgar a militantes vascos", disparó dos tiros contra el funcionario asesinado, uno en la cabeza y otro en el cuello, que le causaron la muerte inmediata, cuando la víctima salía de su domicilio en el barrio donostiarra de Martutene.

Olarra Guridi, que fue extraditado por Francia el 17 de julio de 2006, integraba el "comando Donosti", junto con José María Igerategui, alias "Ijitu", que falleció al explotarle el 2 de marzo de 1994 la bomba que transportaba en una mochila. Este comando reclutó a finales de 1991 al etarra Valentín Lasarte, quien se encargaba de recopilar información para llevar a cabo los atentados que perpetraba el comando.

DECLARACIONES DE LASARTE

En cuanto a la prueba de cargo, la fiscal se refirió a la declaración policial prestada por Lasarte tras ser detenido en marzo de 1996 en Francia, en la que manifestó que Olarra Guridi e Igerategui le reconocieron su participación en varios atentados, entre ellos el asesinato de José Ramón Domínguez.

A pesar de que Lasarte admitió ante el tribunal, presidido por Javier Gómez Bermúdez, su militancia en la organización terrorista, manifestó que no recordaba si en algún momento los integrantes del "comando Donosti" le comentaron el asesinato del funcionarios de prisiones.

En cualquier caso, la fiscal pidió a la Sala que de plena validez a las declaraciones policiales de Lasarte para condenar al ex jefe militar de ETA, aludiendo como elementos corroboradores de las mismas a las afirmaciones realizadas en la sesión por el etarra Luis Gorriti, actualmente en régimen de tercer grado penitenciario, así como a las manifestaciones de un vecino del funcionario.

Durante su declaración, Gorriti reconoció que colaboró con el "comando Donosti", aunque apuntó que se negó a prestarles su casa para realizar secuestros. Además, indicó que Olarra Guridi e Igerategui le reconocieron también varias acciones terroristas, entre ellas la del asesinato de José Ramón Domínguez.

Por su parte, el vecino del funcionario de prisiones relató que cerca de las ocho de la mañana sintió un tiro y salió al bacón para ver lo que sucedía. En ese momento vio a dos jóvenes encapuchados corriendo y, una vez en la calle, el cuerpo tendido de la víctima en el suelo, junto con un charco de sangre.