La Fiscalía coruñesa archiva el caso de menores llegados del País Vasco y remite la causa a Bilbao y Vitoria

Actualizado 14/11/2008 19:07:38 CET

LA CORUÑA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSJG) informó hoy de que el fiscal jefe de la Fiscalía Provincial ha dictado un decreto de archivo de las diligencias relativas a la investigación de la llegada de inmigrantes menores desde el País Vasco hasta Galicia de manera irregular, un caso que remitirá a las de Bilbao y Vitoria.

El fiscal cree que son éstas las que deberían analizar la posible existencia de indicios de criminalidad y, en su caso, la procedencia de ejercer acciones penales por los hechos investigados. Tal y como explicó el fiscal de Extranjería del TSXG a Europa Press, después de haber comprobado que el Gobierno vasco no está implicado en el asunto y que se está investigando a dos asociaciones concretas de Euskadi "lo correcto" es que se hagan cargo del caso estas fiscalías.

La investigación surgió hace unos meses cuando tanto la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional como la Policía Autonómica de Galicia constataron la llegada de más de una veintena de menores procedentes del País Vasco por autobús a la ciudad herculina, ante lo que comenzaron una investigación que desembocó en la remisión de una denuncia a la Fiscalía de Menores y que se recibió la semana pasada.

Según relató Armenteros, alrededor de una decena de menores, todos de nacionalidad marroquí y de entre 16 y 17 años, acudieron a diferentes comisarías de policía de la ciudad, y declararon que estas dos asociaciones les habían facilitado un billete de autobús con destino La Coruña, para que, una vez en la ciudad herculina, acudieran a la Policía, explicaran su situación y fueran acogidos en centros de la provincia "en los que les aseguraron que serían bien tratados".

Además, según consta en la denuncia de la Policía, dichas asociaciones, al ser interrogadas por estos hechos, aseguraban que estos menores se habían fugado. En este sentido, Armenteros aclaró que se tiene constancia de la llegada de más de veinte menores inmigrantes desde el País Vasco, de los que alrededor de una decena habrían declarado que se les había facilitado el viaje, mientras que el resto habrían llegado por otra vías o fugándose.

Según constató la Fiscalía, la mayoría de estos menores accedieron a España por Andalucía y ya han recorrido centros de esta comunidad, de Madrid y de Asturias, entre otras. Lo ocurrido podría estar relacionado con que los centros implicados carecieran de plazas para acogerlos, pero "el problema" radica en la forma en que se podría haber hecho el traslado, "dejándoles a su suerte en el viaje", en lugar de utilizar los mecanismos legales, y por un posible delito de abandono de menores.