El Gobierno cree que los avisos de Iceta sobre la financiación son "parte del escenario de negociación" y pide prudencia

Actualizado 04/08/2008 20:41:53 CET

ACAPULCO (MÉXICO), 4 Ago. (Del enviado especial de EUROPA PRESS Paulino Guerra) -

El Gobierno considera que las palabras del portavoz del PSC, Miquel Iceta, que ha advertido de que un fracaso en el nuevo modelo de financiación autonómica provocaría un peligro "de radicalización muy grande", forman "parte del escenario de la negociación" y cree que hay que ser prudentes a la hora de valorar las declaraciones de unos y otros responsables.

Así lo expresaron fuentes de la delegación que acompaña a la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que se encuentra de viaje oficial en México, en respuesta a las advertencias de Iceta.

El portavoz del PSC había alertado, en una entrevista concedida a Europa Press, de que si fracasa la negociación para el nuevo modelo de financiación autonómica ello provocaría "incertidumbre" en Cataluña, además un peligro "de radicalización muy grande" y abriría la puerta a que se reclame un sistema de "concierto económico" como el vasco sistema que, subrayó, él rechaza.

Las fuentes consultadas subrayaron que el nuevo modelo de financiación autonómica está en fase de negociación y que por lo tanto es lógico que todos los dirigentes estén haciendo "planteamientos al alza".

Así, aseguraron que el Ejecutivo no tiene un malestar especial hacia el PSC por sus reivindicaciones y que la relación del Gobierno central con los socialistas catalanes y con la Generalitat son buenas y fluidas.

Además, el Gobierno está convencido de que finalmente se alcanzará un acuerdo para reformar el modelo de financiación autonómica, aunque no se fija plazos para ello, en línea con la posición que llevan semanas manteniendo el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y el vicepresidente económico, Pedro Solbes. El Estatuto catalán fija el 9 de agosto de 2008 como fecha en la que debe estar lista la nueva financiación para la comunidad.

NO LE PREOCUPA LA SENTENCIA DEL TC

Por otro lado, las fuentes aseguraron que el hecho de que el Tribunal Constitucional aún deba pronunciarse sobre el Estatuto catalán no es una preocupación añadida para el Gobierno de cara a la financiación, porque el Ejecutivo considera que la ley autonómica es "plenamente constitucional".

Las mismas fuentes apuntaron que es muy posible que la sentencia sobre el Estatut la emita el 'próximo' Tribunal Constitucional, una vez que sea renovado a finales de septiembre, pero que también podría hacerlo el actual, que lleva muchos meses trabajando en el recurso que presentó el PP contra el texto.