El Gobierno no recurrirá la ley de consulta de Ibarretxe hasta que no sea publicada

Actualizado 24/06/2008 19:37:48 CET

La Abogacía estudia dos artículos de la Constitucion para argumentar que convocar consultas, vinculantes o no, es competencia del Estado

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno no podrá presentar su recurso de inconstitucionalidad contra la consulta que prepara el lehendakari, Juan José Ibarretxe, hasta que la ley no sea aprobada por el Parlamento vasco y, además, hasta que no se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad ya que, hasta ese momento, la ley no existe oficialmente, según varias fuentes gubernamentales consultadas por Europa Press.

Así, en el caso de que el próximo viernes el Parlamento de Vitoria apruebe el proyecto de ley de consulta, el Gobierno no podrá presentar el recurso el mismo viernes sino que tendrá que esperar a que la ley sea publicada.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la presidencia, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho en varias ocasiones que el proyecto de Ibarretxe sólo se recurrirá si se convierte en ley.

Este empeño del Ejecutivo se debe a que el Tribunal Constitucional rechazó en 2004 un recurso presentado por el Gobierno de José María Aznar contra la tramitación del llamado 'Plan Ibarretxe' en el Parlamento de Vitoria, ya que no se presentó contra una ley sino contra el anteproyecto de la misma, es decir, contra la decisión de debatirla.

A la espera de ver si la Cámara vasca aprueba el texto, los servicios jurídicos del Estado trabajan ya en el recurso con el argumento central de que, según la Constitución, autorizar la convocatoria de referendos es competencia exclusiva del Estado, independientemente de que sean o no vinculantes.

El Gobierno considera claramente inconstitucionales los dos argumentos de Ibarretxe para decir que su consulta no requiere autorización del Estado, que no es vinculante y que no es "una consulta popular por la vía de referendum". A juicio de las fuentes consultadas, al decir ésto el lehendakari está tratando de negar lo que es una evidencia.

Así, la Abogacía del Estado ya ha empezado a trabajar, a partir del artículo 92 de la Constitución, contra el argumento de que Ibarretxe no necesita autorización del Estado porque no se trata de una consulta vinculante. Ese artículo regula la convocatoria de referendos consultivos y no contempla que sean convocados por las comunidades autónomas, es decir son sólo competencia del Estado.

En concreto, el artículo 92 afirma que "las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo de todos los ciudadanos" y que en estos casos el referéndum será convocado por el Rey, mediante propuesta del presidente del Gobierno previamente autorizada por el Congreso de los Diputados.

La Abogacía del Estado estudia también el artículo 149.1 de la Constitución que en su punto 32 señala que la autorización de consultas populares "por la vía de referéndum" es competencia exclusiva del Estado.

EL PROYECTO REMITE A LA LEY ELECTORAL.

En este sentido, mientras Ibarretxe afirma que la suya no es una "consulta por vía de referéndum", las fuentes consultadas por Europa Press llaman la atención sobre el hecho de que el propio proyecto de ley del Gobierno vasco remite a la legislación electoral, de modo que es de hecho una consulta popular.

Aunque el proyecto de ley del Gobierno vasco dice basarse en el artículo 9.2.E del Estatuto de Gernika que permite consultar a los ciudadanos de la comunidad autónoma sin que el Estado tenga que autorizarlo, el lehendakari no ha optado por hacer una encuesta entre los ciudadanos, o una recogida de firmas, o un debate público, sino una consulta que es expresión del derecho de participación política de los ciudadanos, previsto en el artículo 23 de la Constitución, con garantías para ejercer el derecho de sufragio, dado que el proyecto remite a la legislación electoral.

De este modo, los servicios jurídicos del Estado trabajan sobre el argumento de que en ningún caso el Gobierno vasco tiene competencias para convocar esta consulta, porque los referendos consultivos previstos en el artículo 92 de la Constitución deben autorizarlos las Cortes, mientras que en el caso de las consultas asimiladas --"por la vía de referéndum"-- su autorización está recogida entre las competencias exclusivas del Estado previstas en el artículo 149.1, incluido en el capítulo relativo al Estado autonómico.

Nada más conocerse los detalles del proyecto de ley de Ibarretxe fue la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, quien anunció que el Gobierno presentaría un recurso de inconstitucionalidad basándose en el artículo 161.2 de la Constitución, que establece que el Gobierno puede impugnar las disposiciones y resoluciones adoptadas por los órganos de las Comunidades Autónomas.

A diferencia de lo que sucede si el recurso lo plantea una persona que no sea el Gobierno --como el Defensor del Pueblo o 50 diputados o senadores-- en este caso, según el artículo, "la impugnación producirá la suspensión de la disposición o resolución recurrida", pero el Tribunal "en su caso, deberá ratificarla o levantarla en un plazo no superior a cinco meses".

 

Lo más leído

  1. 1

    Ciudadanos pide acabar con la salida de militares a los 45 años y readmitir a los ya expulsados

  2. 2

    Los denunciantes de Tous compraron joyas en distintas ciudades y un laboratorio acreditó la ausencia de relleno metálico

  3. 3

    Iglesias responde a Almeida: "A los niños no los tenemos que educar ni tú, ni yo, ni Abascal, ni el cardenal Cañizares"

  4. 4

    Detenidos en Benalmádena (Málaga) un padre y su hijo reclamados por Italia acusados del atraco millonario a una joyería

  5. 5

    Vox registra una ley en el Congreso para ilegalizar a ERC, Junts, Bildu y la CUP

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista