El Gobierno vasco dice que sólo una decisión judicial podría permitir la marcha a favor de presos de ETA

Actualizado 07/09/2008 19:25:32 CET

BILBAO, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Interior del Gobierno vasco anunció hoy que no recibirá a los representantes del colectivo de familiares de presos de ETA Etxerat, que pretenden mostrarle su queja por la prohibición de la manifestación convocada para el próximo domingo en San Sebastián a favor de los derechos de los reclusos de ETA, y advirtió de que "sólo una decisión judicial podría permitirla".

Representantes del Etxerat anunciaron hoy que el próximo martes se dirigirán al despacho del consejero de Interior, Javier Balza, para trasladarle su "malestar" por la prohibición de la marcha a favor de "los derechos" de los reclusos de la banda terrorista que había sido convocada por un grupo de remeros y familiares de los citados presos para el próximo domingo 14 en San Sebastián.

En un comunicado, el Departamento recordó a los convocantes que la prohibición se produce por los incidentes callejeros ocurridos en años anteriores en esta misma convocatoria y advierte de que "sólo una decisión judicial podría permitirla".

Asimismo, Interior indicó que el anuncio de Etxerat de querer quejarse en persona "no es mas que un numerito mediático" y que habría sido "más oportuno no haber provocado tantos daños en la capital donostiarra durante pasadas convocatorias con quema de material urbano, de autobuses, agresiones a ciudadanos y a las fuerzas policiales".

La Consejería que dirige Balza manifestó que la sociedad vasca "está harta de este tipo de pamemas" y señaló que la Ley "es la misma para todos y en Euskadi se producen multitud de manifestaciones al año convocadas por la izquierda abertzale, familiares de presos, etc, respetando la legalidad, con el visto bueno de la Justicia y sin ningún tipo de problema".