Memoria.- El PP tacha de "fraude" que el Gobierno limite el derecho de los nietos de españoles a obtener la nacionalidad

Actualizado 14/11/2008 19:03:58 CET

Anuncia mociones en ayuntamientos y Parlamentos para aprobar con carácter de urgencia el voto en urna de españoles en exterior

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PP denunció hoy la "discriminación política" que, a su juicio, ha cometido el Gobierno socialista al limitar la concesión de la nacionalidad española a los nietos de exiliados que se fueron de España entre el 18 de julio de 1936 y el 31 de diciembre de 1955. A su entender, se trata de "un fraude para la colectividad española en el exterior y un fraude a la historia".

Así lo aseguró en una rueda de prensa en la sede nacional del PP, el director del Departamento del PP en el Exterior, Alfredo Prada, quien recalcó que esta limitación temporal supone una "discriminación por razones políticas" y un "gravísimo incumplimiento electoral" de Rodríguez Zapatero.

Según Prada, el presidente del Gobierno prometió en campaña electoral en Argentina que no habría limitaciones en esa concesión de la nacionalidad. "Es un fraude para la colectividad española en el exterior y un fraude a la historia, porque se han acotado unas fechas sin sentido ni explicación", agregó.

Además, recordó que cuando se tramitó la Ley de la Memoria Histórica, el PP criticó la politización del PSOE sobre un derecho que ya reconocía el Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior aprobado por unanimidad en el Congreso.

"El PP está de acuerdo con que los nietos alcancen la nacionalidad española con independencia de la fecha en que se fueron sus abuelos y con independencia de las razones por las que éstos abandonaron España. Es decir, que alcancen la nacionalidad española sin cortapisas ni limitaciones", enfatizó.

REUNION CON RAJOY.

Asimismo, en la misma conferencia de prensa avanzó que el PP presentará el 20 de noviembre mociones en ayuntamientos, diputaciones, cabildos, Parlamentos autonómicos y en el Senado en las que se insta a aprobar la proposición de Ley de modificación de la Ley de Régimen Electoral General para posibilitar el voto en urna para los emigrantes españoles en las elecciones que se celebrarán el próximo año.

En la moción también se insta al Gobierno a que, con carácter de urgencia, proceda a tomar cuantas medidas sean necesarias para que, una vez aprobada la reforma de la Ley, se dé cumplimiento fiel al contenido de la referida reforma de la Ley Electoral.

La presentación de esa moción coincidirá con el debate en la subcomisión de la proposición de Ley presentada por el PP en el Congreso, una iniciativa que es igual que la proposición presentada en el Parlamento gallego y aprobada por unanimidad.

Esta propuesta ha sido tratada en una reunión los responsables regionales y nacional del PP en el exterior que ha presidido el presidente nacional, Mariano Rajoy. También han asistido a la misma la secretaria general, María Dolores Cospedal, la vicesecretaria general de Organización y Electoral, Ana Mato, y el director del Departamento del PP en el Exterior, Alfredo Prada.

"GARANTIZAR LA LIMPIEZA EN EL VOTO DE LA EMIGRACION".

Según Prada, los españoles que residen en el exterior no tienen por qué tener un sistema de votación "impropio a los tiempos modernos y que carece de transparencia y de garantías". "Queremos que los españoles residentes en el exterior sean españoles también cuando ejercen este derecho fundamental de votar", proclamó, para añadir que el objetivo es "garantizar la transparencia y la limpieza en el voto de la emigración".

A su juicio, el PSOE "está impidiendo" con "su actuación dilatoria" que esta reforma se haga efectiva cuanto antes. Por eso, advirtió de que si en las próximas elecciones autonómicas o europeas los españoles que viven fuera no pueden votar en urna, "la responsabilidad será en exclusiva del PSOE y del presidente del Gobierno". Añadió que si el PSOE lo rechaza tendrá que dar explicaciones a los emigrantes que viven en el exterior.