Moratinos asegura que no ha habido ningún aumento del presupuesto para la cúpula de Barceló por retrasos del artista

Actualizado 11/11/2008 19:44:28 CET

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, aseguró hoy que no ha habido "ni un solo aumento" en el presupuesto destinado a la remodelación de una de las salas de la sede de la ONU en Ginebra, que incluye una obra del artista Miquel Barceló en la cúpula, que se deba a retrasos del mallorquín en la ejecución del trabajo.

En la sesión de control al Gobierno en el Senado, el ministro informó de que un jurado "organizado por Naciones Unidas" y Exteriores, con "presencia de distintos críticos de arte y funcionarios de Naciones Unidas", seleccionó el proyecto de Barceló entre otros de cuatro artistas contemporáneos.

Moratinos confirmó que el erario público financiará el 40 por ciento del proyecto que, según los datos facilitados hoy por el departamento que dirige Moratinos, asciende a casi 18,5 millones de euros. Lo que quiere decir que la aportación del Estado será de al menos 7,4 millones de euros, a lo que habrá que añadir algo más en función de que se cumpla o no la variación autorizada en dicho presupuesto de un 10 por ciento.

El jefe de la Diplomacia española recordó que ese presupuesto no sólo financia la obra de Barceló, sino la remodelación de toda la sala en la que se ubica y que albergará el nuevo Consejo de Derechos Humanos.

Moratinos confirmó que de las partidas destinadas por el Estado al proyecto figura una de 500.000 euros con cargo al Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD), que no se ha computado como Ayuda Oficial al Desarrollo.

El ministro informó de que la ley de Presupuestos Generales de 2007 permite usar el FAD para financiar "aportaciones españolas a organismos internacionales no financieros". Moratinos subrayó el "orgullo" que sentía por la aportación de Barceló a la remodelación de la Sala XX del Palacio de las Naciones en Ginebra.

El jefe de la Diplomacia española se pronunció en este sentido en respuesta a una pregunta del senador del PP Alejandro Muñoz-Alonso, quien se interesó por conocer cómo se eligió el proyecto de Barceló, después de que alguna "alguna asociación de artistas" haya expresado su "malestar" por lo que pudiera haber sido "una elección a dedo".

Muñoz-Alonso preguntó también al ministro por el coste que supondrá el mantenimiento de la obra y subrayó que las 35 toneladas de pintura que ha usado Barceló para decorar con estalactitas la cúpula no pueden servir para "encubrir" la necesaria "transparencia" que se exige en todo lo que tenga que ver con fondos públicos.